Nutrición y visión

Nutrición y visión

Los científicos han manifestado que la nutrición, el estilo de vida y el entorno (clima y factores ambientales) tienen una gran importancia en la salud. La dieta mediterránea reduce los niveles de colesterol, la tensión arterial y el riesgo de diabetes.

¿Qué es la DMAE?

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una patología muy común y el principal factor de riesgo es la edad. La DMAE es la causa más habitual de pérdida de visión en los países desarrollados y en personas mayores de 65 años. Se caracteriza por la aparición de alteraciones degenerativas y progresivas en el área macular.

¿Qué relación tiene con la nutrición?

Se cree que, además de la predisposición genética, hay diversos factores ambientales que tienen un papel significativo en la enfermedad:

  • El riesgo relativo de DMAE es de 2 a 3 veces superior en fumadores respecto a no fumadores. 
  • El efecto protector de los antioxidantes se ha expuesto en numerosos estudios. Algunas de estas sustancias se encuentran en los alimentos, de manera que, en los últimos años, han aparecido diferentes estudios que muestran que los cambios en la dieta y la administración de ciertas sustancias pueden modificar la incidencia y la gravedad de la enfermedad.
  • La obesidad y una dieta poco equilibrada pueden contribuir al desarrollo de la DMAE.
  • La ingesta de altas dosis de vitamina C y E, betacarotenos y suplementos de zinc durante la progresión de la enfermedad retarda en un 25% la DMAE, tanto en la forma seca como en la forma húmeda.

¿Podemos prevenirla con una buena nutrición?

También hay diversos estudios epistemológicos que sugieren que una ingesta alta de ácidos grasos omega-3 está asociada a una menor incidencia de DMAE, mientras que la ingesta de grasa saturada parece aumentarla. Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3 (EPA i DHA) son considerados esenciales en la dieta. La fuente más importante es el pescado, principalmente el pescado azul: sardina, atún, caballa, salmón, anchoa y boquerón.

Otros antioxidantes son el zinc, la vitamina C y la vitamina E. El zinc se encuentra en una elevada concentración en la retina y también en otras partes del organismo como en el cabello y las uñas. Los alimentos ricos en proteínas contienen grandes cantidades de zinc, como, por ejemplo, la carne roja. Las nueces, las legumbres y la levadura son otras fuentes importantes de zinc.

  • La vitamina C es uno de los muchos nutrientes que actúan como antioxidante. Los cítricos son la fuente principal. Otras frutas como el kiwi, el melón, las fresas, el mango y el melocotón, y vegetales como los espárragos, el bróquil, las coles de Bruselas y la coliflor, también son muy ricas en esta vitamina.
  • La vitamina E también ayuda a eliminar los radicales libres. Además, influye en el funcionamiento del sistema inmunitario. La encontramos en semillas de girasolalmendrasavellanas y espinacas.

Los tratamientos preventivos actuales tienen como objetivo recuperar el equilibrio entre sustancias oxidantes y sustancias antioxidantes. Es por dicho motivo que es tan importante una dieta equilibrada con un mayor consumo de pescado, vegetales, fruta fresca y frutos secos. 

Publica tu comentario

Tu dirección de e-mail no se publicará

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona Más información

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona Más información

ICR Terrassa

C. Sant Pere, 46 2o piso, 08221 Terrassa Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona Más información

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona Más información

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Más información
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.