Ectropión ¿Qué es y cómo se trata?

Contenido médico revisado por - Última revisión 22/02/2021
Ectropión ¿Qué es y cómo se trata?

¿Qué es el ectropión?

El ectropión es una malposición palpebral que consiste en una eversión o giro hacia afuera del del párpado inferior, y provoca que éste no se apoye sobre el ojo y quede desprotegido, quedando expuesta la conjuntiva que recubre el párpado. Esta malposición ocurre aproximadamente en un 4% de la población mayor de 50 años, que puede experimentar síntomas debido a la exposición ocular y a una lubricación inadecuada.

El ectropión no se debe confundir con el entropión, que consiste justamente en lo contrario, un giro hacia adentro del párpado.

Existen 5 tipos diferentes de ectropión: involutivo, cicatricial, congénito, mecánico y paralítico.

  • Involutivo o senil: es el tipo más común. A causa de la edad se produce un incremento de la elasticidad del párpado inferior y distensión del tendón que ancla el párpado en el lateral, lo que ocasiona que este tenga tendencia a la eversión.
  • Cicatricial: corresponde a un acortamiento de la porción anterior del párpado, que está compuesta por la piel. Esta piel si está dañada o presenta una cicatriz anómala tracciona del párpado haciéndolo girar para afuera.
  • Congénito: aparece desde el nacimiento y suele estar asociado a una disminución de la apertura de los párpados. Es un ectropión poco común.
  • Mecánico: ocurre cuando una masa, por ejemplo, un tumor, desplaza el párpado hacia afuera por efecto del peso.
  • Paralítico: está causado por una disminución o ausencia del impulso nervioso sobre el músculo orbicular (rodea el párpado superior e inferior de manera circular) ocasionando un menor tono muscular y provocando la caída y eversión del párpado.

 


Causas

El ectropión suele estar asociado al envejecimiento de los tejidos. No obstante, existen diferentes causas según el tipo de ectropión:

  • El ectropión involutivo o senil aparece con la edad, y puede aparecer antes debido al consumo de tabaco o a una mala alimentación. Cuando los pacientes se frotan los ojos para aliviar el lagrimeo, se aumenta también la elasticidad del párpado y pueden empeorar el anclaje del tendón del párpado, haciendo que este gire para afuera.
  • El ectropión cicatricial está causado por una cicatriz, que puede ser causada por una quemadura, la exposición al sol, una lesión tumoral, una intervención quirúrgica o un traumatismo.
  • El ectropión congénito está asociado a trastornos genéticos.
  • El ectropión mecánico se debe a la aparición de tumores benignos o malignos en el párpado, que por efecto del peso hacen descender el párpado inferior e incluso evertirlo.
  • El ectropión paralítico se asocia a parálisis del nervio facial.

Síntomas

Los síntomas del ectropión se deben a una mala protección del párpado sobre el ojo, ocasionando una distribución anormal de las lágrimas, provocando una mala evacuación de esta por un mal drenaje. Los más comunes son:

  • Ojos llorosos: Debido a la no uniformidad del drenaje, las lágrimas pueden acumularse y cubrir constantemente los párpados, haciendo que veamos mal o borroso, como entre aguas. El punto lagrimal (zona de desagüe de la lágrima) puede quedar evertido y más estrecho, ocasionando que no se evacue la lágrima del ojo, empeorando el ojo lloroso.
  • Exceso de sequedad: la falta de protección del párpado puede ocasionar que el ojo quede más expuesto y se seque más la superficie ocular, pudiendo causar sensación de ojo seco, arenoso o terroso.
  • Sensibilidad a la luz: los ojos llorosos o la sequedad pueden irritar la superficie de la córnea, que puede volverse sensible a la luz.
  • Irritación: A causa del exceso o falta de lágrima puede aparecer irritación, enrojecimiento o ardor. El párpado evertido se pone rojo frecuentemente y en casos más evolucionados, la conjuntiva que lo recubre se endurece y adquiere una forma más gruesa (queratinización conjuntival).

Tratamiento

El tratamiento definitivo es la cirugía. La intervención se realiza de manera ambulatoria sin ingreso, bajo anestesia local con sedación y consiste en colocar los párpados en la posición correcta mediante el tensado del tendón de anclaje del párpado (tira tarsal lateral). Existen diferentes técnicas de cirugía, que se aplican según la naturaleza, la posición y la gravedad del ectropión. Se puede corregir también la posición y estrechez del punto lagrimal en la misma cirugía (puntoplastia).

Algunos tratamientos, como el uso de cinta horizontal o la lubricación del ojo con lágrimas y pomadas, pueden aliviar parcialmente los síntomas los días previos a la cirugía.


ectropion ICR

El tratamiento definitivo para el ectropión es la cirugía


Preguntas frecuentes

¿El ectropión se puede curar sin cirugía?

No, los tratamientos como la cinta horizontal o la lubricación del ojo con gotas y pomadas pueden aliviar parcialmente los síntomas hasta que lo operemos, pero no curan el ectropión. El tratamiento definitivo para el ectropión es la cirugía.

¿Se puede curar con toxina botulínica?

No, la toxina botulínica paraliza el músculo orbicular y puede hacer empeorar el ectropión.

¿Puede reproducirse después de la operación?

Habitualmente con una operación es suficiente para solucionar el problema. Sin embargo, puede existir algún caso de recidiva y fracaso de la cirugía por pérdida del anclaje del tendón o avance de su patología causante, que evaluará su cirujano oculoplástico para buscar la solución más adecuada.

¿Puede causar ceguera?

En pocos casos puede producirla, pero si el ectropión no se trata a tiempo este puede causar una pérdida de visión debido a la irritación, a la sequedad excesiva y al exceso de exposición de la córnea. Debemos anticiparnos para que este daño no quede de manera permanente.

¿Se puede prevenir?

En general, el ectropión no se puede prevenir. Sin embargo, un tratamiento precoz puede ayudar a minimizar el daño y evitar complicaciones irreversibles.

¿En qué casos es necesario visitar al oftalmólogo? 

Debe acudir al médico oftalmólogo si tiene los ojos llorosos o irritados y si tiene el párpado evertido, rojo o caído. También debe acudir a su cirujano oculoplástico si ya ha sido diagnosticado de ectropión y le aparecen aumento rápido de enrojecimiento en los ojos, dolor, sensibilidad a la luz o disminución de la visión.

¿Lo puede curar un médico o cirujano general?

Se recomienda que la operación la realice un cirujano oculoplástico y no un médico general, ya que el oculoplástico es un médico oftalmólogo especializado en cirugías de párpados, conoce la anatomía palpebral, las causas de las patologías y sus soluciones, por lo que tendrá especial cuidado del ojo para preservar su vital función.

¿Es hereditario?

El ectropión de tipo congénito se debe a problemas genéticos, por lo que puede ser heredado. Sin embargo, la gran mayoría no son hereditarios y existen otros factores causantes del ectropión como pueden ser la edad, las quemaduras o las cicatrices.

¿Cómo se diagnostica?

El ectropión se diagnostica mediante un examen ocular rutinario. Puede que su doctor le pida cerrar los ojos o le movilice y palpe el párpado. Estos movimientos ayudaran a ver la posición exacta del párpado respecto del ojo, la tensión del tendón del párpado, su tonificación y su elasticidad. En caso de que el ectropión sea cicatricial, el doctor también examinará la piel que rodea al párpado.


Más información

Artículos relacionados

Malposiciones palpebrales

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE… Las malposiciones de los párpados son anomalías en la posición de los párpados que aparecen más habitualmente a edades avanzadas. Si los párpados se meten para adentro, provocan un entropión, y si el párpado se gira para afuera, se trata de un ectropión. El ectropión deja expuesta la conjuntiva, […]

Entropión ¿Qué es y cómo se trata?

¿Qué es el entropión? El entropión es la eversión o giro del párpado hacia dentro, que provoca el roce de las pestañas con el ojo y, por tanto, irritación.

La Dra. Ibáñez será ponente en las sesiones de oculoplastia de la SECPOO

La Dra. Núria Ibáñez, responsable del departamento de Órbita y Oculoplastia del Institut Català de Retina, participará este martes 26 de enero como ponente en las conferencias periódicas organizadas por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria (SECPOO).

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Órbita y Oculoplastia.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información