Blefaritis. ¿Qué es y cómo se trata?

Contenido médico revisado por - Última revisión 25/09/2020
Blefaritis. ¿Qué es y cómo se trata?

¿Qué es la blefaritis?

La blefaritis es una inflamación que se produce en el borde de los párpados causando enrojecimiento, descamación e inflamación de los mismos. En la mayoría de los casos, las glándulas situadas en los párpados producen grasa en exceso y dicha grasa se acumula de manera casposa, lo que provoca una inflamación o favorece la aparición de bacterias o incluso parásitos.

Suele ser un trastorno crónico y complicado de tratar, sin embargo, no acostumbra a provocar daños permanentes en la visión ni es contagiosa. La blefaritis puede afectar a personas de todas las edades, aunque es más habitual en personas de más de 50 años.

Existen varios tipos de blefaritis:

  • Anterior: afecta la parte exterior del párpado, donde se ubican las pestañas. Normalmente se produce por un exceso de grasa o por la proliferación de bacterias.
  • Posterior: afecta la parte interior que está en contacto con el ojo y se produce a causa de una disfunción de las glándulas de Meibomio, que son las encargadas de producir el componente lipídico de la lágrima.
  • Mixta: se producen los dos tipos anteriormente citados de manera simultánea.

Síntomas

Los síntomas habituales que pueden asociarse a la blefaritis suelen ser:

  • Enrojecimiento del borde palpebral
  • Vasos dilatados en el borde del párpado
  • Sequedad ocular que se manifiesta con sensación de cuerpo extraño (arenilla) e inflamación de la superficie ocular.
  • Lagrimeo
  • Pérdida difusa de pestañas o crecimiento anormal de las mismas (pestañas desviadas).
  • Inflamación de los párpados

Causas

Las causas más habituales de la blefaritis son:

  • Obstrucción o mal funcionamiento de las glándulas situadas en el borde del párpado.
  • Exceso de grasa en el margen palpebral, lo que crea un ambiente favorable para la proliferación de bacterias y provoca la llamada blefaritis estafilocócica.
  • Dermatitis seborreica, que produce caspa en el cuero cabelludo, las cejas o incluso las pestañas.
  • Otros trastornos de la piel, como rosácea o psoriasis.
  • Más raramente, parásitos que crecen en el borde palpebral.

Tratamiento

La blefaritis es una enfermedad ocular crónica con posibles episodios de repetición que puede llegar a ser severa si no se detecta a tiempo. Por ello, es importante tener hábitos de higiene adecuados, como limpiar diariamente el borde palpebral para evitar el desarrollo de la enfermedad.

El tratamiento dependerá de la fase en la que se encuentre el paciente, pero inicialmente suele consistir en calor local y masajes en el párpado durante mínimo 5 minutos e higiene diaria del borde palpebral y las pestañas con productos específicos (jabones o toallitas oftálmicas) con el fin de eliminar el exceso de grasa.

En el caso de la blefaritis estafilocócica, además de la higiene palpebral, puede ser necesaria la aplicación de una pomada oftálmica antibiótica en el borde de los párpados.

Si la blefaritis se asocia a sequedad ocular, se recomienda el uso de lágrimas artificiales.

En ocasiones se recomienda seguir una dieta rica en ácidos grasos Omega 3 o suplementos nutricionales que lo contengan debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Si la blefaritis está causada por parásitos, como el demodex, se puede requerir higiene del borde palpebral y las pestañas con soluciones que contengan aceite de árbol de té.

En los casos en los que la blefaritis está provocada por liendres, estas pueden eliminarse con una pomada oftálmica de antibiótico o vaselina y posteriormente retirarse de forma manual con pinzas.

La blefaritis asociada a otras enfermedades de la piel, principalmente rosácea, puede requerir tratamiento con antibiótico por vía oral por un periodo de tiempo prolongado.

En casos de blefaritis posterior de difícil manejo está indicado un tratamiento innovador que consiste en la aplicación de luz intensa pulsada (IPL) a nivel palpebral, que también mejoraría los síntomas de sequedad ocular asociada a esta patología.

Al tratarse de una patología crónica se aconsejan controles frecuentes con el oftalmólogo para vigilar su evolución.


Posibles complicaciones

La blefaritis puede producir complicaciones, tales como:

  • Chalación: se produce por una obstrucción de las glándulas sebáceas del párpado y un aumento posterior del tamaño de las mismas a causa de la inflamación. La secreción queda retenida en el interior y aparece entonces este nódulo.
  • Orzuelo: se trata de un pequeño bulto, rojo y doloroso, situado en el párpado y que puede contener pus.
  • Conjuntivitis o úlceras corneales.

Preguntas frecuentes

¿La blefaritis es contagiosa?

No, no es contagiosa.

Mi blefaritis no mejora, ¿puede ser crónica?

En la mayoría de casos es crónica, no deje de ir a su oftalmólogo para controlarla en su caso específico.

¿Se puede tratar la blefaritis con manzanilla u otros remedios caseros?

Es aconsejable seguir un tratamiento específico siempre y cuando esté indicado o lo haya consultado con su oftalmólogo.

El uso de la manzanilla en compresas para aplicar el calor puede ser útil dependiendo del tipo de blefaritis. No se recomienda el uso de otros remedios caseros.

¿Cómo limpiar los ojos en caso de blefaritis?

Depende del tipo de blefaritis que tenga: si es blefaritis anterior, es importante la higiene del borde palpebral y pestañas con jabones o toallitas específicas para uso ocular. Si es blefaritis posterior o mixta deberá aplicarse calor y masajes para facilitar la eliminación de la grasa generada por las glándulas del párpado.

¿Cómo se cura la blefaritis seborreica?

La blefaritis NO se cura, es una patología crónica. El objetivo del tratamiento es mantener controlada la patología y evitar complicaciones.

¿Cómo se cura la blefaritis alérgica?

Debe visitar a su oftalmólogo para una evaluación y descartar otras causas de blefaritis. La alergia suele producir enrojecimiento y descamación de la piel del párpado (eccema) y no blefaritis.

¿Puedo maquillarme si tengo blefaritis?

No es aconsejable el uso de maquillaje, sobre todo en casos de inflamación aguda. Principalmente se desaconseja el uso de delineadores y máscara de pestañas por estar en contacto directo con la zona afectada.

¿Qué diferencia hay entre blefaritis, orzuelo y chalazión?

La blefaritis es la inflamación del borde del párpado. El orzuelo se produce cuando una de las glándulas del párpado se obstruye asociándose a signos inflamatorios agudos (bulto rojo, edematoso y doloroso). Cuando esta obstrucción no se ha resuelto y se ha formado un quiste se denomina chalazión.

Artículos relacionados

Orzuelo. ¿Qué es y cómo se trata?

Un orzuelo es un pequeño bulto, rojo y doloroso, de aparición aguda, situado en el párpado y que puede contener pus. Generalmente se produce por obstrucción e inflamación de las glándulas de Meibomio situadas dentro del párpado, pero también puede producirse por una inflamación de las glándulas de Zeiss (glándulas sebáceas del borde palpebral). Puede formarse tanto en la parte interna como externa del párpado.

Chalación. ¿Qué es y cómo se trata?

El chalación, calacio o chalazión es una protuberancia o bulto benigno en el párpado que no produce dolor y que aparece cuando se acumulan las secreciones de las glándulas de Meibomio a causa de un bloqueo en el drenaje de las mismas. En esos casos la secreción queda retenida en el interior, lo que hace aparecer este nódulo.

¿Qué incluye la primera visita?

La primera visita a ICR incluye varias pruebas y exámenes: Historia clínica: Motivo de la visita Antecedentes personales oftalmológicos y generales Antecedentes familiares Agudeza visual Función binocular Medida de la presión intraocular Motilidad ocular Reflejos pupilares Exploración completa del segmento anterior: Conjuntiva Córnea y esclera Cristalino Cámara anterior Examen del fondo de ojo: Retina Epitelio […]

Enfermedades oculares frecuentes en los niños

Hay diversos trastornos que afortunadamente no son graves, que con relativa frecuencia pueden afectar los ojos. Estos trastornos pueden localizarse en el ojo o en los párpados. Afecciones de los párpados Orzuelo: En el borde del párpado existen una serie de glándulas, cuya infección aguda produce un bulto subcutáneo y dolor. Tienden a resolverse espontáneamente […]

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Órbita y Oculoplastia.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.