Visión doble o diplopia

Contenido médico revisado por - Última revisión 10/11/2021
Visión doble o diplopia

¿Qué es la diplopía?

La diplopía es una alteración visual que consiste en la percepción de visión doble. Esta alteración de la visión puede ser horizontal, vertical u oblicua en función de cómo aparecen las imágenes (al lado, encima o en diagonal al objeto). Además, puede afectar a los dos ojos (binocular) o a uno solo (monocular).

La visión doble puede ser de distintos tipos y puede estar producida por varias causas, algunas de ellas más graves que otras. Los estrabismos, los problemas de refracción no corregidos, las cataratas, las enfermedades retinianas o algunas alteraciones musculares y neurológicas son algunas de las causas que pueden provocarlas. Por ello, cuando se presenten los primeros síntomas hay que acudir a una revisión urgente.


Tipos

La diplopía puede dividirse en:

  • Diplopía monocular: La visión doble se percibe con un solo ojo abierto.
  • Diplopía binocular: La visión doble se produce con los dos ojos abiertos y desaparece al cerrar cualquiera de los dos.

Causas

Las causas de la diplopia se dividen según el tipo de visión doble:

Visión doble monocular: En este caso suele estar provocada por causas estructurales a nivel del ojo y muy pocas veces está relacionada con alteraciones neurológicas. Algunas de las causas pueden ser:

  • Alteraciones a nivel del ojo, como pueden ser problemas de graduación, es decir que el paciente necesite gafas y no lleve corrección. En este caso la diplopia se corregirá utilizando corrección óptica.
  • Problemas a nivel del cristalino, como puede ser una catarata, que produzca la visión doble en el ojo afectado;
  • Enfermedades cornéales, como puede ser alguna cicatriz u opacidad de la cornea.
  • Alteraciones a nivel de la retina, como las membranas epirretinianas, que son membranas que crecen sobre la retina.

En todos estos casos de alteraciones estructurales del ojo, si dichas alteraciones pueden corregirse, se resuelve el problema de visión doble.

Visión doble binocular: En este caso, puede tener como causa una alteración neurológica o problemas a nivel de la musculatura ocular. Algunas de las causas pueden ser:

  • Un estrabismo que puede estar descompensado, es decir, una desviación de los ojos que tenga el paciente desde la infancia y que se descompense en la edad adulta.
  • Alteraciones neurológicas, como paresia o parálisis de los nervios intracraneales (nervios que llevan la información a los músculos y que pueden sufrir infartos, lo que paraliza dichos músculos y provoca una desalineación ocular que conduce a la visión doble).
  • Alteraciones en el sistema nervioso central, que producen una desalineación de los ojos y, por lo tanto, visión doble.
  • Problemas a nivel de la placa neuromuscular, que es la unión del nervio con el músculo, como lo es la miastenia gravis.
  • Otros factores, como los problemas de tiroides o incluso problemas mecánicos a nivel de los músculos extraoculares que causan también desalineación ocular.

Factores de riesgo

La diplopía o visión doble se puede presentar en cualquier momento de la vida. En la infancia, pueden aparecer patologías que produzcan visión doble, como es el caso del estrabismo, que cuando se está instaurando, en momentos agudos, puede producir una descompensación de manera muy rápida que provoque episodios de visión doble. Sin embargo, con el paso del tiempo, el cerebro tiende a compensar las desviaciones provocadas por estrabismos, en especial en edad infantil, y la visión doble no se establece. Así, si hay desviación desde la infancia, cuando se llega a la edad adulta, no se suele presentar visión doble.


Diagnóstico

La diplopia es un síntoma que refiere el paciente y que suele ser bastante llamativo, produce mucha incomodidad visual, por lo que el paciente ya llega a la consulta diciendo que “ve doble”.

Para llevar a cabo un buen diagnóstico y determinar por qué el paciente ve doble, realizamos una exploración oftalmológica completa incluyendo:

  • Valoración de la motilidad ocular (capacidad para realizar movimientos oculares de manera coordinada), para determinar exactamente si hay algún músculo que no funciona correctamente porque está paralizado o que realiza una hiperfunción, es decir, que trabaja más de lo que debería trabajar;
  • Realizamos pruebas de ortóptica, mediciones en cada posición de la mirada;
  • Solicitamos pruebas complementarias que pueden ir desde una analítica general, hormonal (para valorar tiroides) o incluso para descartar enfermedades infecciosas o autoinmunes. También pueden ser necesarias pruebas de imagen (resonancia cerebral o tomografía computarizada) cerebral y ocular cuando se sospecha alguna causa neurológica o compresiva, así como un electromiograma cuando se sospecha enfermedades musculares, entre otras.

¿Es grave? ¿Debo ir a urgencias?

Si un paciente presenta visión doble, debe acudir a urgencias inmediatamente para determinar la causa.

Si se trata de un estrabismo descompensado, habrá tiempo para hacer un estudio a fondo. Sin embargo, es importante descartar cualquier causa neurológica que requiera de forma urgente una serie de estudios o incluso el ingreso hospitalario para determinar la causa de la visión doble. Por eso, si se presenta visión doble aguda, hay que acudir a urgencias al momento.


Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa de la diplopía. En el caso de la diplopia monocular, que produce alteraciones estructurales del ojo, si estas alteraciones pueden corregirse conseguiremos resolver el problema de la visión doble. Sin embargo, en el caso de la diplopia binocular, si esta persiste, existen tres opciones terapéuticas:

  • Prismas: son unos cristales que se aplican en las gafas y ayudan a desplazar la imagen que produce la visión doble.
  • Toxina botulínica: es útil en algunos casos, cuando el paciente no se adapta a los prismas, o en ciertos casos de parálisis oculomotora.
  • Cirugía: solo se suele recurrir a una intervención quirúrgica para corregir la diplopía o visión doble cuando la patología o la diplopía en sí no se puede tratar con una corrección prismática.

La cirugía que se practica cuando hay una desalineación de los ojos es la misma cirugía con la que se trata el estrabismo. Esta consiste en la movilización de los músculos teniendo como objetivo devolver la alineación ocular. Es una cirugía ambulatoria que no requiere ingreso y el paciente, en la mayoría de los casos, vuelve a casa el mismo día de la cirugía. El procedimiento se efectúa bajo los efectos de una anestesia local tópica y con algún tipo de sedación. En algunos pacientes, en casos muy concretos, se puede realizar bajo los efectos de la anestesia general.

El tiempo de recuperación después de la intervención es relativamente rápido. Habitualmente, los pacientes pueden retomar su vida habitual (trabajo, estudios) al cabo de algunos días, si bien es algo que varía de acuerdo con el grado de complejidad del caso. Sí que se recomienda no ir a la piscina o a la playa, y evitar los deportes de contacto durante los primeros 10-20 días aproximadamente.

Durante el postoperatorio se pueden presentar ciertas molestias, como una sensación de cuerpo extraño o algo que roza dentro del ojo, pero la evolución suele ser favorable y en pocas semanas desaparece por completo.

El paciente deberá seguir un tratamiento con colirios durante el primer mes y se realizarán los controles pertinentes. Generalmente, realizamos un control a las 24 horas de la cirugía, luego según la evolución hacemos un control al cabo de una semana y, finalmente, al cabo de un mes ya conocemos el resultado más o menos definitivo de la cirugía y el impacto que ha tenido en la visión doble.

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Neuroftalmología.

Visítanos

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Cerignola

C/ Cerignola, 14
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Cerignola

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Lunes y jueves de 15 h a 20 h y lunes mañana de 8 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información