Electrorretinograma

Contenido médico revisado por - Última revisión 03/03/2021
Electrorretinograma

¿Qué es un electrorretinograma?

El electrorretinograma o electrorretinografía es una prueba electrofisiológica que se utiliza para medir la respuesta eléctrica producida por las células retinianas sensibles a la luz (conos y bastones).

Este examen permite la detección precoz y el control terapéutico de las enfermedades de la retina, además de considerarse una prueba útil para la supervisión del glaucoma.


Para qué sirve

Esta prueba se usa para diagnosticar enfermedades degenerativas hereditarias de la retina como por ejemplo la retinosis pigmentaria o controlar el estado de la retina cuando se toman medicamentos (antipalúdicos, por ejemplo) que pueden deteriorarla. El examen también se prescribe con frecuencia para diversas indicaciones como retinitis (inflamación de la retina), retinopatía diabética, desprendimiento de retina u otras causas de pérdida  visual.


Antes de la prueba

El paciente tendrá que acudir el día de la prueba sin haber aplicado crema y/o maquillaje en la cara y sin lentes de contacto para poder obtener los resultados de manera adecuada.

Además, antes de la realización de la prueba se aplicarán unas gotas al paciente para dilatar sus pupilas y otras gotas anestésicas para evitar molestias a nivel de la superficie del ojo por el uso de unos pequeños electrodos.


Después de la prueba

No es recomendable conducir tras la realización de la prueba, ya que las gotas que se aplican para la dilatación de la pupila pueden producir borrosidad y dificultad visual durante 6-12h. Pasado este tiempo estos efectos desaparecen por completo. En el caso de utilizar lentes de contacto también se recomienda no ponerlas hasta que desaparezcan los comentados efectos.


Cómo se realiza

El electrorretinograma es un examen monitorizado por un optometrista que consiste en la estimulación de la retina con flashes de luz de diferentes intensidades. Para su realización se coloca un pequeño electrodo en el párpado inferior y en contacto con el ojo del paciente, lo que permitirá conocer el funcionalismo de su retina. El ojo se expone entonces a estímulos luminosos con una iluminación de fondo, intensidad y frecuencia variables. Los impulsos nerviosos eléctricos en la retina que se producen en respuesta a los estímulos de luz son registrados por el electrodo y representados en un gráfico llamado «retinograma».

La duración de la prueba es de aproximadamente unos 45 minutos: el paciente debe estar 20 minutos haciendo una adaptación a la oscuridad y luego mirar dentro de una cúpula, donde mediante flashes de luz, se estimula la retina.

Una vez recogidos los datos, el oftalmólogo será el encargado de interpretar los resultados y transmitirlos durante la próxima visita.


Resultado de un electrorretinograma

Resultado de un electrorretinograma.


Preguntas frecuentes

¿Puede causar algún tipo de molestia?

No, aunque la colocación del electrodo en contacto con la conjuntiva ocular puede provocar una ligera irritación en el ojo que desaparecerá en poco tiempo al terminar la prueba y que se minimiza con el uso de anestésico durante la prueba y  mediante el uso de lágrimas artificiales al acabar.

¿Hay que venir acompañado?

Sí, mejor que venga acompañado de otra persona, puesto que tras la realización de la prueba presentará visión borrosa al efecto temporal de las gotas de dilatación pupilar.

¿Hay que acudir en ayunas?

No es necesario acudir en ayunas para la realización de la prueba.

¿Cuánto se tarda en obtener los resultados de la prueba?

Los datos se obtienen en el mismo momento de la realización de la prueba. Si se precisa un informe por un oftalmólogo, la prueba informada se le remitirá en pocos días.

¿Puede el optometrista interpretar el resultado de la prueba en el momento de su realización?

El optometrista es el encargado de practicar la prueba y tiene los conocimientos para confirmar su correcta realización. Quien debe interpretar e informar de los resultados obtenidos es el oftalmólogo, quien lo hará teniendo el contexto clínico después de una anamnesis y exploración completas del paciente

¿Cuáles son los valores normales que se obtienen en un electrorretinograma?

Los valores normales en esta prueba no son unas cifras exactas. No se pueden determinar interpretando únicamente la prueba. El oftalmólogo los interpreta en el contexto de la sintomatología del paciente y de la exploración oftalmológica.

 ¿Se puede conducir después de la prueba? ¿Y ducharse?

No, después de la prueba no se recomienda conducir, ya que el efecto de las gotas de dilatación (cierta borrosidad, deslumbramiento) aún no habrá desaparecido. Sin embargo, el paciente puede ducharse tras la realización del electrorretinograma.

Artículos relacionados

Retinosis pigmentaria

La retinosis pigmentaria es un tipo de distrofia hereditaria que afecta a la retina provocando una pérdida lenta de visión que afecta a los dos ojos. Empieza con la pérdida de visión nocturna y lateral y acaba provocando ceguera. Esta patología afecta principalmente a la retina que es la capa de tejido que se sitúa […]

Retinopatía diabética

¿Qué es la retinopatía diabética? La retinopatía diabética es una enfermedad vascular secundaria a la diabetes. La diabetes es una enfermedad metabólica con una prevalencia creciente en nuestra sociedad y que lesiona los pequeños vasos sanguíneos de la retina debido a la descompensación metabólica que provoca. La retina es una capa fina de tejido sensible […]

Desprendimiento de retina

¿Qué es un desprendimiento de retina? La retina es una lámina sensible a la luz situada en la parte posterior del ojo. Decimos que se produce un desprendimiento de retina cuando esta lámina se separa de la pared ocular, a la que normalmente está pegada. ¿Quién tiene más riesgo de sufrirlo? El desprendimiento de retina afecta […]

Glaucoma

¿Qué es el glaucoma? El glaucoma es una enfermedad importante ya que es frecuente y potencialmente grave. Aproximadamente entre un 1,5 % y un 2 % de la población de más de 40 años la padece y aumenta su incidencia a medida que aumenta la edad. Se trata de la segunda causa de ceguera en […]

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información