Retinopatía diabética

Contenido médico revisado por - Última revisión 22/01/2018
Retinopatía diabética

¿Qué es la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es una enfermedad vascular secundaria a la diabetes. La diabetes es una enfermedad metabólica con una prevalencia creciente en nuestra sociedad y que lesiona los pequeños vasos sanguíneos de la retina debido a la descompensación metabólica que provoca. La retina es una capa fina de tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. Es el elemento donde se enfocan los rayos de luz para transmitirlos hacia el cerebro e interpretarlos como imágenes. Los daños provocan una pérdida de visión que puede llegar a ser muy considerable e irreversible.


¿Qué la provoca?

Los niveles elevados de glucemia de forma sostenida alteran las paredes de los pequeños vasos retinales y los vuelven más permeables e irregulares. A partir de estas lesiones iniciales, la retinopatía puede ir evolucionando en diferentes etapas.


¿Qué etapas tiene?

Según el tipo y extensión de los signos típicos de la retinopatía diabética (RD), como pueden ser microaneurismas, microhemorragias, microinfartos, exudados lipídicos, neovasos, etc., se clasifica la enfermedad en varias etapas: leve, moderada, severa y proliferativa.

En todas las formas de retinopatía diabética puede aparecer el edema macular diabético (EMD), que es la causa principal de disminución de agudeza visual en los casos de diabetes.

El edema macular diabético es la acumulación de líquido en la mácula, la zona central y de mayor sensibilidad de la retina, responsable de la buena agudeza visual.


¿Qué síntomas causa?

En la fase inicial, la retinopatía diabética no provoca cambios en la visión, pero a medida que las etapas progresan, puede empeorar y provocar pérdidas graves de visión e incluso la ceguera.

Los síntomas más frecuentes son la disminución de la agudeza visual, metamorfopsias (visión deformada de los objetos) y miodesopsias (unas manchas que flotan en el campo de visión, conocidas también como moscas flotantes,).

El hecho de que en las etapas iniciales no provoque síntomas hace que muchas veces el paciente no sea consciente de que padece la enfermedad hasta que ya se encuentra en etapas avanzadas. Por eso es tan importante que las personas diabéticas se sometan a revisiones.


¿Qué personas corren más riesgo de padecerla?

Las personas que padecen diabetes, tanto de tipo 1 como de tipo 2, corren riesgo de sufrirla, por lo que es muy importante que se sometan a un examen oftalmológico completo al menos una vez al año. Un gran porcentaje de diabéticos desarrollan retinopatía diabética en alguna de sus fases.


¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes?

Las complicaciones que surgen más habitualmente por culpa de la retinopatía diabética son hemorragias vítreas, desprendimientos de retina traccional y glaucoma neovascular, que suelen requerir tratamiento quirúrgico.


¿Cómo se puede tratar?

La retinopatía diabética afecta de diferente manera a los pacientes, según el grado de la enfermedad y la zona afectada (mácula o zona central y periferia). Por eso, hay varios tratamientos disponibles.

La fotocoagulación con láser, tanto de tipo estándar como subumbral, crea pequeñas quemaduras terapéuticas en la retina. También están las inyecciones intravítreas de fármacos (antiangiogénicos o corticoides) y la vitrectomía, que es la cirugía vitreorretiniana indicada para las hemorragias vítreas o el desprendimiento traccional de la retina.

Aparte del tratamiento específico del ojo, es fundamental y de gran incidencia en la evolución y pronóstico de la retinopatía el control metabólico estricto de la diabetes, siguiendo las pautas de medicación, dieta y ejercicio físico que recomiende el diabetólogo.

Sin embargo, las personas que sufran una fase inicial de retinopatía diabética pueden no necesitar tratamiento, aunque sí necesitarán un seguimiento detallado.

Oftalmólogos especialistas en Retina y Vitreo

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.

Vísitanos

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 20 horas
Sábados de 9 a 14 horas
Urgencias 24h, 365 días

Cómo llegar Más información

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 20:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 9 h a 14 h y de 15 h a 20 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15h a 20h y viernes mañana de 10h a 14h.

Cómo llegar Más información

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.