Miodesopsias o moscas volantes

Miodesopsias o moscas volantes

Las miodesopsias o “moscas volantes”, conocidas también como “moscas volantes” o “cuerpos flotantes” son un problema ocular que consiste en la aparición de puntos, manchas, hilos o telarañas de distintas formas y de color negro o gris en el campo visual, que se desplazan con el movimiento de los ojos.

Se suelen apreciar más habitualmente al mirar superficies o zonas muy claras, como puede ser una hoja de papel en blanco o el cielo, y son una causa frecuente de consulta con el oftalmólogo.


¿Qué provoca las miodesopsias o moscas volantes?

Las moscas volantes aparecen como consecuencia de la aparición de opacidades que se forman en el líquido gelatinoso del que está lleno nuestro ojo, el humor vítreo, cuando esta sustancia se modifica con el paso del tiempo de manera natural. Las fibras microscópicas que hay en el vítreo tienden a agruparse y proyectan su sombra en la retina con el paso de la luz.

La edad, la miopía, los golpes en el ojo, la cirugía de cataratas, la capsulotomía (limpieza de la cápsula posterior con láser) o el desprendimiento de vítreo son, entre otros, algunos factores de riesgo de aparición de miodesopsias.

En general, la aparición de moscas volantes suele ser una circunstancia normal que un porcentaje importante de la población sufre en algún momento de la vida, especialmente con la edad o el estrés. Este problema suele ser un inocuo, pero si la aparición es súbita, y especialmente si las moscas están asociadas a destellos de luz (fotopsias), o se quedan quietas o aumentan de volumen considerablemente, hay que acudir al oftalmólogo.

En la consulta, el especialista someterá a examen el fondo de ojo del paciente para descartar enfermedades o lesiones graves, ya que la aparición de moscas volantes también puede formar parte de otros problemas oculares de mayor gravedad, como desgarros en la retina, uveítis, hemorragias o tumores oculares.


¿Pueden tratarse?

Las miodesopsias, aunque pueden ser muy molestas, no tienen mayor consecuencia en la salud ocular y no suelen tratarse, siempre y cuando sean benignas y no comprometan en gran medida la visión. En caso de que las moscas limiten considerablemente la visión, pueden realizarse dos tratamientos:

la vitreólisis láser, mediante el láser quirúrgico YAG, que fragmenta las opacidades para que no alteren la visión del paciente; o
la vitrectomía, una cirugía que se utiliza en los casos en que las miodesopsias conllevan una incapacidad visual y que consiste en la sustitución del humor vítreo por una solución salina.

Sin embargo, ambos procedimientos conllevan riesgos, por lo que solo se llevan a cabo en casos muy excepcionales.

En caso de que las miodesopsias escondan un problema ocular más grave, se deberá tratar la causa.

Publica tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada

14 comentarios

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.