Alergia en los ojos: primavera, ojo seco y coronavirus

Contenido médico revisado por - Última revisión 11/08/2021
Alergia en los ojos: primavera, ojo seco y coronavirus

Aunque la llegada de la primavera suele ser sinónimo de un aumento de la temperatura o del florecer de las plantas, para muchos puede convertirse en una auténtica pesadilla, ya que significa la aparición de la alergia primaveral producida por el polen.

Durante la primavera también aumenta la aparición de ciertas plagas como la procesionaria, una oruga que invade las especies arbóreas. Con la llegada del buen tiempo, su presencia puede provocar riesgos oculares, dado que está envuelta por una serie de pelos que, al dispersarse y flotar en el aire, pueden entrar en contacto con nuestro cuerpo y producir irritación en la piel, en la nariz y en los ojos.

A veces, los síntomas de las alergias primaverales se pueden confundir con los síntomas de otras patologías, como el ojo seco o la COVID-19. En algunos casos, incluso, pueden coexistir ambas enfermedades. A continuación, te explicamos sus similitudes y diferencias. 

¿Qué es la alergia ocular?

La alergia es una respuesta de autodefensa del sistema inmunitario delante de la presencia de un alérgeno. En concreto, la alergia ocular o conjuntivitis alérgica es una condición común que generalmente afecta a la conjuntiva del ojo. La conjuntiva es una fina membrana mucosa transparente (el blanco del ojo) que recubre la superficie anterior del globo ocular y posterior de los parpados. Es el tejido inmunológicamente más activo del ojo, ya que actúa como defensa contra infecciones y traumatismos. La conjuntiva, que ayuda a mantener unidos tanto los párpados como el globo ocular, está compuesta por el mismo tejido sensible que el recubrimiento interno de la nariz.

La conjuntivitis se caracteriza por una inflamación ocular recurrente y bilateral, causada por determinados alérgenos, es decir, substancias que, al entrar en contacto con los tejidos oculares, inducen un estado de hipersensibilidad a esta substancia. Las alergias oculares pueden ser estacionales (sobre todo en primavera) o perennes (durante todo el año).

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas oculares más comunes en la alergia ocular son:

  • Enrojecimiento
  • Lagrimeo
  • Escozor
  • Pinchazos
  • Picor
  • Hinchazón de los ojos

¿Cómo puedo distinguir la alergia ocular del coronavirus?

Algunos pacientes con coronavirus desarrollan ojo rojo o conjuntivitis, síntomas comunes con la alergia ocular. Sin embargo, una de las diferencias principales entre la alergia y la COVID-19 es la aparición de fiebre. Aquellos que padecen alergia ocular no tienen fiebre como síntoma, a diferencia de los pacientes con coronavirus que sí la presentan. Otros síntomas del coronavirus que no se encuentran en las alergias primaverales son:

  • Pérdida de olfato y gusto
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Dolor y presión en el tórax
  • Cansancio excesivo

Además, la conjuntivitis alérgica aparece cada año en la misma época y puede ir acompañada de goteo nasal y estornudos. Sin embargo, la conjuntivitis causada por un virus suele ser un incidente aislado y va acompañado de secreción más pegajosa que las lágrimas.

Alergia ocular y ojo seco

El ojo seco o síndrome del ojo seco es un trastorno ocular común que se produce cuando hay una falta de lubricación y humectación de la superficie del ojo. Esto ocurre porque el ojo no produce la cantidad necesaria de lágrimas para mantener una buena hidratación y lubricación, o bien las lágrimas son de mala calidad.

Sus síntomas pueden ser parecidos a los de las alergias oculares, por lo que hay muchos pacientes que se visitan pensando que presentan un cuadro de ojo seco o alergia ocular, pero en algunos casos los síntomas provienen de una asociación de causas.

La contaminación en las grandes ciudades asociada con el polen que aparece con el cambio estacional al llegar la primavera puede provocar problemas en los ojos y las vías respiratorias en algunas personas, que frente a estos factores pueden experimentar una reacción inflamatoria que irrite mucosas, como puede ser la conjuntiva.

La contaminación en las grandes ciudades puede provocar problemas oculares
La contaminación en las grandes ciudades puede provocar problemas oculares.

Este estado de inflamación de los ojos puede llegar a descompensar otras condiciones, como el ojo seco. En los casos de personas que ya sufrían ojo seco, su estado puede empeorar durante la primavera. Pueden aparecer molestias al parpadear e incluso puede ser que les lloren los ojos, cosa que conduce a una confusión en el caso de personas que suelen sufrir sequedad ocular.

En pacientes con ojo seco, las partículas de contaminación y polen pueden provocar un efecto inflamatorio que se añade al que ya sufría la persona debido a dicha sequedad ocular.

La mejor manera de prevenir esta descompensación es protegerse los ojos y utilizar lágrimas o colirios artificiales para lubricar y limpiar la superficie ocular.

Consejos para minimizar los síntomas de la alergia

La conjuntivitis alérgica se produce por la reacción del cuerpo ante la presencia de un alérgeno. Por este motivo, es importante seguir estos consejos para minimizar las posibilidades de contacto entre el agente externo y el ojo:

  • Usa gafas o gafas de sol siempre que puedas para evitar el contacto con el polen.
  • Cierra las ventanas del coche y de casa para que no entren sustancias externas.
  • Quítate la chaqueta, zapatos y gorra en el momento de entrar en casa.
  • No tiendas la ropa en el exterior.
  • Dúchate antes de ir a la cama para eliminar el posible polen de tu cuerpo.
  • Infórmate a través de canales meteorológicos de la cantidad de polen que hay en el exterior. Si la cantidad es muy elevada evita salir de casa.
Para evitar la alergia se recomienda cerrar las ventanas del coche para que no entren sustancias externas.
Para evitar la alergia se recomienda cerrar las ventanas del coche para que no entren sustancias externas.

Tratamiento farmacológico para combatir la alergia

Ante una posible alergia es esencial conocer primero el agente causante de la misma, para poder atacarlo o evitar el contacto con él. Aunque para algunas personas esto sea algo obvio, hay mucha gente que no lo tiene en cuenta y pasa directamente a un tratamiento farmacológico. De esta forma, si no se evita o contrarresta la causa, el efecto de los fármacos no conseguirá resolver el problema.

Una vez detectada la causa, existen diferentes tratamientos para aliviar los síntomas. Es importante consultar con el oftalmólogo cuál es el fármaco más indicado para tu caso:

  • Vasoconstrictores: reducen el enrojecimiento ocular y el edema palpebral al provocar la vasoconstricción de los vasos sanguinos.
  • Antialérgicos y antihistamínicos: inhiben la desgranulación de los mastocitos y bloquean los receptores de la histamina.
  • Antiinflamatorios no esteroideos: su efecto es antiinflamatorio, analgésico y antipruriginoso.
  • Corticosteroides: su acción es sólo antiinflamatoria, pero son los fármacos más potentes. Se deben utilizar como último recurso porque pueden aumentar la presión intraocular o inducir la formación de cataratas.

Además, es recomendable acudir al oftalmólogo durante la época primaveral en los casos de ojo seco sintomático o que tiendan a las reacciones alérgicas para emprender las medidas necesarias para evitar una descompensación que agrave las molestias.

Más información

Artículos relacionados

Efectos oculares de la procesionaria

Durante la primavera, las alergias y ciertas plagas aumentan. La procesionaria (Thaumetopoea pityocampa) es una oruga que invade por igual las especies arbóreas, especialmente los pinos, que forman bosques, jardines, parques y zonas residenciales en el sur de Europa. Este año, además, el invierno suave y seco que hemos pasado ha hecho que su llegada […]

Conjuntivitis alérgica

Todo lo que hay que saber… La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva provocada por una reacción a algún alérgeno. Los síntomas varían entre las personas y según las zonas geográficas. Puede ser estacional o perenne. Puede provocar picor o escozor, inflamación, secreciones de tipo acuoso, ojos llorosos y enrojecimiento ocular. Se puede reducir […]

Conjuntivitis infecciosa

¿Qué es la conjuntivitis infecciosa? La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, que es la membrana mucosa que recubre el interior de los párpados. Habitualmente, afecta a los dos ojos al mismo tiempo, aunque puede empezar en un ojo y extenderse al otro en uno o dos días. La afectación es, entonces, asimétrica y […]

Relación entre coronavirus y oftalmología

Según la Academia Americana de Oftalmología, algunos informes sugieren que el nuevo brote de coronavirus puede causar conjuntivitis, por lo que es posible que este se transmita por contacto de aerosol con la conjuntiva.

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información