Endoftalmitis

Contenido médico revisado por - Última revisión 05/04/2018
Endoftalmitis

¿Qué es la endoftalmitis?

Endoftalmitis significa la presencia de una bacteria o un hongo intraocular que causa una infección de los fluidos intraoculares.


¿Qué causas pueden provocar una endoftalmitis?

  • Las exógenas: a causa de un traumatismo abierto o una cirugía intraocular.
  • Las endógenas: cuando estos agentes o microorganismos ganan acceso al ojo mediante la circulación.

¿Qué tipos de cirugía se pueden complicar con endoftalmitis?, ¿Cuál es su incidencia?

Cualquier tipo de cirugía puede complicarse con una endoftalmitis.

  • No obstante, la más común, ya que se trata de una de las intervenciones que más frecuentemente realizamos, es la cirugía de catarata. Ahora bien, cualquier intervención quirúrgica podría causarla.
  • Recientemente, se observa un número más elevado de casos en pacientes que reciben inyecciones intravítreas, ya sea para el tratamiento de patología macular en los diabéticos o la degeneración macular senil.
  • La cirugía del glaucoma también se puede complicar y no tan solo en las fases iniciales o en el post operatorio inmediato, sino que se puede producir bastante tiempo después de la intervención.
  • También se puede producir en las vitrectomías, una cirugía que se realiza para el desprendimiento de retina o en otros tipos de cirugías intraoculares también podría complicarse.

*Normalmente, la frecuencia o la incidencia de una cirugía de cataratas es de 1 por cada 1.000 pacientes operados.


¿Cuáles son los síntomas de la endoftalmitis?

Dependerán del tipo de endoftalmitis y de la severidad de la misma. Típicamente, un paciente que ha sido intervenido de una cirugía de cataratas, presentará pérdida de visión, ojo rojo y/o dolor.

Los pacientes con una endoftalmitis endógena, normalmente no suelen presentar dolor y la inflamación o eritema (enrojecimiento ocular) se puede presentar en fases ya más posteriores. Estos pacientes suelen acudir al centro con pérdida de visión y/o presencia de miodesopsias o moscas volantes.


¿Cómo se diagnostica una endoftalmitis?

El diagnóstico de la endoftalmitis es fundamentalmente clínico. Esto significa que el oftalmólogo tendrá que sospechar de esta complicación, normalmente en un paciente que acuda con los síntomas típicos y un antecedente de cirugía intraocular. Es más complejo cuando esto no se da y sospechamos de una endoftalmitis endógena. En cualquier caso, se deberán tomar muestras del ojo y esto se realiza en un quirófano.

Una de las formas es la aspiración de esta gelatina, el humor vítreo y el humor acuoso, o bien realizando una vitrectomía.


¿Cómo se trata una endoftalmitis?

El tratamiento de la endoftalmitis tiene que ser lo más urgente posible y consiste en la administración de antibióticos o antifúngicos directamente dentro del ojo y, en aquellos casos donde haya una reacción inflamatoria severa también se administran los corticosteroides de forma oral.

En algunos casos será necesaria una intervención quirúrgica como la vitrectomía para liberar la cavidad intraocular de esta reacción inflamatoria e infecciosa que va asociada.


¿Cuál es el pronóstico de la endoftalmitis?

El pronóstico visual de la endoftalmitis todavía se considera reservado. Depende mucho del tipo de agente y de las características del ojo o la causa de esta infección. Por ejemplo, pacientes que presentan muy poca agudeza visual tienen un pronóstico más reservado y también aquellos pacientes de edad más avanzada.

De todas formas, con el desarrollo de las nuevas tecnologías quirúrgicas y diagnósticas y la mejora de los diferentes agentes antimicrobianos, el pronóstico de una endoftalmitis por ejemplo, después de una cirugía de catarata, no es tan sombrío como hace unos años y normalmente los pacientes pueden llegar a conseguir una agudeza visual del 50% respecto de la agudeza que tenían previamente.

Oftalmólogos especialistas en Retina y Vitreo

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.

Vísitanos

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 20 horas
Sábados de 9 a 14 horas
Urgencias 24h, 365 días

Cómo llegar Más información

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 20:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 9 h a 14 h y de 15 h a 20 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15h a 20h y viernes mañana de 10h a 14h.

Cómo llegar Más información

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.