¿Por qué se dilatan los ojos en las revisiones oftalmológicas?

Contenido médico revisado por - Última revisión 19/06/2019
¿Por qué se dilatan los ojos en las revisiones oftalmológicas?

¿Qué son las gotas dilatadoras y para qué sirven?

Las pupilas son las aberturas negras y redondeadas situadas en el centro del iris (la parte coloreada del ojo). El iris abre y cierra la pupila para permitir mayor o menor paso de luz al interior del ojo.

Para que el doctor pueda examinar el interior del ojo y diagnosticar ciertas enfermedades oculares, las pupilas deben estar dilatadas (más amplias). Las gotas dilatadoras dejan abiertas las pupilas y evitan que se cierren cuando el doctor enfoca la luz en el ojo para examinarlo.

Existen dos tipos de gotas: uno estimula la contracción de los músculos que agrandan la pupila (como la fenilefrina), y el otro relaja los músculos que hacen que la pupila se contraiga y, a la vez, relaja el músculo que enfoca el cristalino del ojo (como el ciclopentolato). Ambas medicaciones suelen combinarse y aplicarse como dos gotas separadas o como una única gota combinada.

Además, relaja los músculos del ojo encargados del enfoque, lo que, en el caso de los niños, permite una medición más precisa de los errores de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo…)

Algunas de estas gotas también pueden utilizarse, en ciertas ocasiones, para tratar enfermedades oculares como la ambliopía (ojo vago) o la inflamación. La acción de estas gotas dilatadoras terapéuticas (atropina y homatropina) puede tener una duración más larga y llegar hasta las 2 semanas. A pesar de la larga duración de la acción, puede ser necesaria la administración diaria de las gotas para el tratamiento.

¿Cuánto tardan los ojos a dilatarse?

Una vez el profesional médico correspondiente haya instilado una pequeña cantidad del líquido en cada uno de los ojos, las pupilas tardan unos 20 a 30 minutos en abrirse por completo. Los ojos de color claro (como los azules, verdes o de color avellana) se dilatarán habitualmente más rápido que los ojos marrones u oscuros.

En caso de que el profesional médico considere necesario instilar dos tipos de gotas distintas o que estime que por el tipo de ojo es necesario aplicar mayor cantidad para alcanzar la dilatación necesaria, es posible que el tiempo de espera se prolongue un poco más.

¿Qué se nota cuando las pupilas se dilatan?

Mientras las pupilas están dilatadas, la visión permanece borrosa, por lo que es difícil enfocar objetos cercanos. También se da una mayor sensibilidad frente a la luz intensa. Si va a someterse a un examen oftalmológico y le van a dilatar las pupilas, traiga consigo unas gafas de sol. Le serán útiles frente al deslumbramiento y la hipersensibilidad a la luz al salir de la consulta.

Como la mayoría de las gotas oftálmicas, las gotas dilatadoras pueden provocar momentáneamente cierto escozor inmediatamente tras la aplicación.

¿Cuánto duran los efectos de las gotas?

Los efectos de las gotas dilatadoras suelen durar unas cuantas horas. El doctor no puede determinar el grado de borrosidad que puede experimentar ni durante cuánto tiempo lo experimentará, puesto que depende del tipo de gotas dilatadoras utilizadas, el color de sus ojos y, sobre todo, de cómo reaccione cada ojo a ellas.

En el caso de los ojos claros (iris), los efectos pueden ser más duraderos. También puede suceder en el caso de los niños, en los que los efectos pueden llegar a durar, en algunos casos, hasta 24 horas. Para una correcta medición de los errores refractivos, los niños pueden requerir gotas dilatadoras con un efecto más fuerte y duradero. En el caso de bebés prematuros o neonatos, se utilizan gotas de efectos más suaves.

Tras la aplicación de las gotas y una vez realizado el examen, no resulta seguro conducir debido a la dilatación pupilar, por lo que es necesario o bien utilizar transporte público o bien asegurarse de que alguien puede conducir por usted de regreso a casa.

En el caso de los niños, pueden regresar a la escuela, pero los profesores deben tener constancia de que pueden experimentar visión borrosa al leer.

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.

Visítanos

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 20 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 20:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.