Celulitis orbitaria

Contenido médico revisado por - Última revisión 12/09/2018
Celulitis orbitaria

Foto @rogerschultz

La celulitis orbitaria es una infección de los tejidos de la órbita posteriores al tabique orbitario y puede afectar al párpado, las mejillas y cejas. Esta infección puede estar provocada por traumatismos locales (picadura de insectos o lesiones oculares penetrantes) o propagación de infecciones faciales contiguas.

Esta infección puede llegar a ser grave, causando incluso la ceguera del paciente, por lo cual, es muy importante conocer los síntomas y tratarla adecuadamente.

Así mismo, es importante diferenciar la celulitis orbitaria de la celulitis periorbitaria o preseptal, que se produce delante del tabique orbitario y no en él.


¿Qué causa la celulitis orbitaria?

La celulitis orbitaria se produce por la aparición de focos adyacentes de infección fulminante que pueden ser causados por:

  • Una infección en los senos paranasales (p.ej. en caso de sinusitis).
  • Un traumatismo ocular penetrante.
  • La mordedura de un animal o picadura de insecto.
  • Una infección bucal y/o dental.
  • Una infección dermatológica en el rostro.
  • Cirugía ocular o facial reciente.
  • Una infección del conducto lagrimal.

 


¿Cuáles son sus síntomas?

Los factores a tener en cuenta para la detección de esta patología son:

Enrojecimiento e hinchazón en los párpados (eritema y edema) junto con alguno de los siguientes síntomas:

  • Desplazamiento anterior del globo ocular (proptosis).
  • Visión doble (diplopía).
  • Disminución de la motilidad ocular.
  • Presencia de fiebre.
  • Pérdida de visión. (poco frecuente)
  • Dolor ocular.
  • Signos de infección primaria (secreción nasal y sinusitis).

¿Cómo se diagnostica?

En caso de notar alguno de estos síntomas, es muy importante acudir rápidamente al oftalmólogo para realizar un diagnóstico. El oftalmólogo le explorará los ojos, la nariz, los párpados y el rostro.

El diagnóstico se realizará, principalmente, tras los resultados siguientes:

  • Evaluación clínica: el oftalmólogo revisará su presión ocular, la motilidad de los ojos y el estado de su visión. El especialista puede solicitar una analítica sanguínea o un cultivo de líquidos para determinar el tipo bacteria causante de la infección (treptococcuspneumoniae, staphylococcusaureus, Streptococcuspyogenes,etc).
  • Pruebas de imagen: en caso de que la evaluación clínica no sea suficiente, se le puede prescribir una tomografía axial computarizada o con menor frecuencia una resonancia magnética para observar la magnitud de la infección y las zonas afectadas.

¿Cuál es el tratamiento para la celulitis orbitaria?

Una vez se haya diagnosticado la patología, el oftalmólogo procederá a prescribirle el tratamiento más adecuado.

La celulitis preseptal se trata con antibióticos vía oral y de forma ambulatoria (el paciente no se ingresa)

La celulitis orbitaria suele tratarse en un medio hospitalario. El tratamiento incluye:

  • Antibióticos sistémicos: se suelen administrar de forma intravenosa y sirven para atacar la infección bacteriana.
  • Esteroides: se pueden prescribir para disminuir la inflamación o hinchazón provocada por la infección varios días después de iniciar el antibiótico.
  • Analgésicos: se administran para aliviar el dolor.

Así mismo, en algunas ocasiones será necesario recurrir a una cirugía para descomprimir la órbita y realizar un drenaje de líquidos y absceso,si la infección no mejora con el tratamiento farmacológico.


¿Cómo puedo prevenir la celulitis orbitaria?

Los causantes de esta patología suelen ser la extensión de una infección contigua o una infección provocada por un traumatismo ocular penetrante.

Así pues, ante cualquier signo de tener una infección en la zona del rostro es necesario acudir urgentemente al médico para evitar su propagación.

Se recomienda usar el equipo de seguridad adecuado si se realizan actividades deportivas o laborales que puedan suponer un riesgo para nuestros ojos y, así, evitar cualquier traumatismo.

Esta patología afecta comúnmente a los niños. Es importante estar alerta si muestran cualquier tipo de síntoma que pueda indicar una infección, sobre todo, en el caso de aquellos niños que son propensos a padecer sinusitis.

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.