La miopía afecta cada vez más a jóvenes y adolescentes

La miopía afecta cada vez más a jóvenes y adolescentes

La salud visual de los más jóvenes se ha visto afectada en los últimos años por los cambios sociales y tecnológicos que se están produciendo. Los nativos digitales, nacidos entre 1992 y el 2005, son ya la generación con la mayor tasa de miopes en comparación con generaciones anteriores.

La asociación Visión y Vida, que engloba oftalmólogos, optometristas y otros expertos en salud visual, ha presentado un informe titulado: “La prevalencia de la miopía entre los jóvenes de España, 2018”. En él, se subraya que la miopía afecta cada vez más jóvenes y adolescentes.

La miopía es un trastorno visual que afecta a la visión de lejos. Suele ser un trastorno que se asocia con un componente hereditario y, en el caso de la miopía infantil, se desarrolla durante la edad escolar y puede seguir aumentando hasta los 18 años ya que el globo ocular sigue creciendo.

No obstante, existen otros factores ambientales y sociales que pueden ayudar al desarrollo de esta patología.

6 de cada 10 jóvenes son miopes

En este informe se han revelado datos nada favorables para la salud ocular de los más jóvenes. Se ha concluido que los datos actuales contradicen antiguas estimaciones en las que se creía que el 47% de los jóvenes estaban afectados por la miopía.

A día de hoy, la miopía afecta al 62,5% de los jóvenes españoles entre 17 y 27 años y, la OMS ha descrito este trastorno visual como una pandemia que afectará cada vez más a los jóvenes.

Se estima pues que 6 de cada 10 jóvenes son miopes, lo que supone más de la mitad de los jóvenes en edad escolar y afecta en mayor proporción a las mujeres.

Los nativos digitales tienen una graduación más alta desde pequeños. Cuando lleguen a la universidad, su miopía habrá superado a la de la generación anterior.

¿Cuáles son las causas de este aumento de la miopía en niños y adolescentes?

Los resultados que se han extraído del estudio que se llevó a cabo con más de 6000 personas nacidas entre 1990 y 2005 no son muy favorables.

En este estudio se ha revelado que los jóvenes nacidos entre 2000 y 2005 presentan media dioptría de miopía más que los jóvenes de la generación anterior a su misma edad.

Los expertos vinculan este aumento de personales con miopía al aumento de las horas diarias que se dedican al uso de aparatos electrónicos con pantalla y que, a su vez, aumentan el sedentarismo. Se estima que los jóvenes usan el teléfono móvil de 4 a 8 horas al día y el ordenador de 2 a 4 horas diarias.

Así pues, se confirmaría que el uso de teléfonos móviles, tablets, consolas, ordenadores, etc. tienen un impacto negativo para nuestra visión, sobre todo para la visión lejana.

¿Cuáles son los riesgos de este aumento de la miopía en jóvenes?

La miopía es una patología que puede asociarse a otros trastornos visuales de mayor gravedad como son el desprendimiento de retina, el glaucoma o las distrofias maculares que pueden desarrollarse en edad adulta.

Según este estudio, el 40% de miopes de más de 8 dioptrías, es decir que padecen miopía magna, pueden padecer un trastorno de retina en la edad adulta.

Tratamientos para la miopía

Existen tratamientos ópticos (gafas, lentes de contacto, ortoqueratología) y de cirugía refractiva para corregir la miopía. Sin embargo, se debe tener en cuenta que esta cirugía no protege el ojo miope y, por lo tanto, deberá controlarse para evitar patologías asociadas.

Además, han aparecido sistemas como las lentes de ortoqueratología (lentes de Orto-k) que se utilizan para ralentizar el aumento de la miopía, pudiendo frenar el desarrollo de este trastorno visual hasta en un 45% de media.

El uso de lentes de Orto-k es un tratamiento reversible, a diferencia de la cirugía refractiva, y sin límite de edad que permite a los jóvenes realizar una vida normal durante el tratamiento, ya que las lentes se usan por la noche, proporcionando una buena visión durante el día sin usar gafas ni lentes de contacto diurnas.

Así pues, tal y como indica Joan Pérez, optometrista y responsable de Ortoqueratología del ICR, Vice presidente de la Academia Europea de Ortoqueratología, “el objetivo de realizar ortoqueratología en un niño al que le está aumentando la miopía es que esta alcance el mínimo valor posible cuando sea adulto” y, así, poder reducir el riesgo de sufrir en el futuro trastornos oculares asociados a la miopía.

Prevención de la miopía

Los expertos aconsejan tomar medidas como reducir las horas diarias dedicadas al uso de aparatos electrónicos con pantalla. Se debe inculcar a los jóvenes la necesidad de que aumenten las horas diarias destinadas a actividades en el exterior ya que así se trabaja más la visión lejana.

Así mismo, es importante realizar pedagogía entre los más jóvenes para enseñarles a cuidar su visión y, recalcar la importancia de acudir a controles oftalmológicos si presentan síntomas de padecer un trastorno ocular.

En el vídeo siguiente, Joan Pérez, optometrista del ICR, explica que es una lente Orto-k.

Publica tu comentario

Tu dirección de e-mail no se publicará

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.