Ortoqueratología

Contenido médico revisado por - Última revisión 26/02/2018
Ortoqueratología

¿Qué es la ortoqueratología?

La ortoqueratología consiste en la adaptación de una lente de contacto especializada que se utiliza por la noche mientras dormimos. La lente ejerce un efecto moldeador en nuestra córnea de manera que, cuando el paciente se la quita por la mañana, puede ver bien durante todo el día sin necesidad de tener que usar gafas o lentes de contacto.


¿Cómo actúa la lentilla al dormir? ¿Es rápido su efecto?

Cuando empezamos a dormir con las lentes de ortoqueratología, el defecto de graduación empieza a disminuir y el efecto se va notando progresivamente con el porte nocturno de las lentillas. En el caso de una miopía de 4 dioptrías, se tardará alrededor de unas 2 semanas hasta que podamos ver bien durante todo el día, aunque el periodo exacto dependerá de cada individuo. Mientras tanto, damos lentes de contacto desechables para compensar la miopía que todavía no se ha corregido. Así pues, el paciente siempre verá bien desde que empiece a utilizar las lentillas con ayuda óptica al inicio, y hasta que no requiera ningún método de corrección óptica adicional más allá del uso de las lentillas orto-k por la noche.


¿Para qué personas está indicada?

La ortoqueratología puede ser empleada con niños a partir de 5 ó 6 años, hasta personas de 50 ó 60 años.

En niños, se emplea con el objetivo principal de intentar frenar su miopía y conseguir que no aumente.

En adultos, se emplea en aquellos casos en los que el paciente no quiere llevar gafas o lentes de contacto durante el día. Es decir, que no hay límite de edad ni mínimo ni máximo, simplemente es necesario poder adaptar la lente de contacto.


¿Hay algún límite de dioptrías?

En el caso de la miopía, se pueden tratar fácilmente graduaciones de hasta 4 ó 5 dioptrías. Sin embargo, pueden llegarse a tratarse pacientes con características ideales que presenten hasta 8 ó 9 dioptrías.

En cuanto a la hipermetropía, podríamos llegar a utilizarlas en casos de hasta 3 ó 3,5 dioptrías y, en casos de astigmatismo, hasta 3,5-4,00 dioptrías.

En todo caso, es necesario un estudio personalizado y detallado que decidirá en qué casos se es candidato, puesto que cada ojo es único.

Error de refracciónLímite de dioptrías (regla general aprox.)
HipermetropíaHasta unas 3,5 dioptrías
AstigmatismoHasta unas 4 dioptrías
MiopíaHasta 4 o 5 dioptrías (posible hasta 8 o 9)

¿Se realiza alguna prueba previa para comprobar que la ortoqueratología sea factible para el paciente?

Sí. Antes de iniciar la adaptación, hay que valorar que el paciente cumpla unos requisitos que lo hagan candidato al tratamiento ortoqueratológico. Para ello, realizamos una prueba denominada topografía corneal que consiste en obtener un mapa tridimensional de la córnea para determinar si es posible moldear la córnea del paciente.

Además, valoramos la superficie ocular, la integridad y calidad de la película lagrimal. Todo ello, relacionado con las dioptrías a tratar, nos permitirá valorar si el candidato es apto o no para la ortoqueratología.


¿Cómo se adapta una lentilla para un paciente?

La adaptación es más específica que la de una lente de contacto convencional, ya que la lente se diseña a partir de la topografía corneal del paciente, como si fuese un molde. Además, la topografía corneal en cada visita de control nos servirá para ir monitorizando los cambios que se van experimentando. No hay que perder de vista el hecho de que no se trata de una lente de contacto al uso, sino que se busca moldear la córnea. Por lo tanto, es normal que durante los primeros días o semanas de la adaptación haya que fijar visitas frecuentes e incluso que sea necesario algún cambio de lentes hasta determinar las que mejor funcionen.


¿Es permanente la ortoqueratología?

No. La ortoqueratología produce un moldeo temporal en la córnea. Mientras durmamos con la lente de contacto, al día siguiente, al quitárnosla, veremos bien durante todo el día. Pero si se deja de utilizar la lente de contacto por la noche, al cabo de 4 ó 5 días el ojo recupera por completo su forma y el paciente volverá a tener su graduación habitual.


Siempre se ha dicho que no hay que dormir con lentillas, ¿Son seguras las lentes orto-k?

Es cierto que los contactólogos siempre decimos que no hay que dormir con lentes de contacto convencionales. Sin embargo, las lentes de ortoqueratología están fabricadas con un diseño y un material especial ultrapermeable al oxígeno que permite dormir con ellas durante toda la noche, sin que ello conlleve un riesgo añadido para el paciente ni para su salud corneal.


¿Cada cuánto hay que utilizar las lentillas?

Habitualmente, las lentes de contacto orto-k deben utilizarse cada noche. Si una noche no se utilizan, probablemente al día siguiente la visión no será tan buena. No obstante, algunos pacientes con miopías no muy altas utilizan las lentes de contacto en noches alternas, pero, a priori, habría que utilizarlas todas las noches para gozar de buena visión durante todo el día, desde primera hora, al levantarse, hasta última hora, al irse a dormir.


¿Las lentes orto-k pueden reducir la miopía?

Hay que tener en cuenta que la ortoqueratología no cura la miopía ni la elimina. En el caso de los adultos, lo que consigue es tenerla camuflada durante todo el día gracias al uso nocturno de las lentes, que permite una graduación cero durante todo el día.

El caso de los niños es algo distinto, puesto que utilizamos la ortoqueratología para intentar evitar que su miopía siga aumentando. Se ha demostrado estadísticamente que, mediante el uso de la ortoqueratología, el aumento de la miopía sería un 47% menor que con el uso de gafas o lentes de contacto convencionales.


¿Se ve bien con las lentillas puestas?

Efectivamente, se ve bien. Es una lente de contacto que no tiene por objetivo proporcionar una buena visión mientras la llevamos puesta, pero sí se ve bien al llevarlas puestas y en caso de que debamos levantarnos por la noche para ir al baño, por ejemplo, no hay ningún problema para ver correctamente. Pero no es una lente pensada para ello, sino que es perfecta en el sentido de que proporciona una buena visión al quitárnosla.


¿Cada cuánto tiempo hay que renovar las lentillas?

Los fabricantes recomiendan cambiar las lentes de contacto cada año, básicamente para garantizar una buena salud ocular. Quizás las lentes de contacto podrían seguir funcionando durante un periodo algo superior, pero es necesario minimizar riesgos oculares, ya que estamos durmiendo con esa lentilla y debe tener las condiciones óptimas para ello, lo que requiere un remplazo anual.


¿Necesitan algún cuidado especial?

Requieren un cuidado específico que no difiere demasiado del cuidado típico de unas lentillas convencionales. Simplemente, al levantarse, hay que quitarse las lentillas, dejarlas en un líquido dedicado a tal efecto durante todo el día y volver a ponérselas por la noche. Sí que es importante rellenar la lentilla con lágrima artificial antes de ponérsela, para que durante toda la noche quede lágrima entre la lente de contacto y la córnea, lo que confiere a estas lentillas un plus de seguridad, ya que la córnea está humectada e hidratada durante el porte nocturno.

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.