Lentes de contacto

Lentes de contacto

El uso de lentes de contacto es cada vez más frecuente en nuestro entorno. Es por dicho motivo que es importante conocer los diferentes tipos de lentes y lesiones que estas pueden causar si no se utilizan de manera adecuada.

Existen diferentes tipos de lentes y hace falta escoger la más adecuada para nuestros ojos, que se irán adaptando con un uso correcto y una higiene y conservación adecuada para cada tipo de lente.

¿Qué tipos de lentes hay?

Blandas: Se utilizan para compensar defectos refractivos moderados en pacientes con miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Rígidas: Son más pequeñas, más duras y menos flexibles que las blandas. Se utilizan en pacientes con astigmatismo muy elevado o en casos con irregularidades en la córnea.

Esclerales o semiesclerales: Son aconsejables para pacientes con ojo seco severo ya que al ser más grandes y más rígidos pueden llenarse de lagrima artificial, hecho que permite tener el ojo permanentemente húmedo.

Orto-k: Se utilizan de noche para pacientes que tienen miopía.  

¿Cómo hay que conservar las lentes?

Ponerse las lentes de contacto 20 minutos después de levantarse y sacárselas 20 minutos antes de ir a dormir.

Sacarse las lentes ante la sensación de picor, sequedad, molestia o visión borrosa.

No ponerse las lentes de contacto dañadas o rotas.

Limpiar las lentes y cambiar el líquido del estuche diariamente.

Utilizar lágrimas artificiales durante la aparición para humidificar constantemente la córnea.  

¿Qué lesiones pueden causar las lentes de contacto?

Las lentes de contacto pueden dar lugar a irritaciones y alergias, a lesiones por roce e infecciones. Esto dependerá del tipo de lente, de la higiene y la cura que tengamos (roturas, depósitos, etc) de los productos que se utilicen para limpiar y de la manipulación que se haga de las lentes en colocarlas.

Las alergias pueden producirse por el material de la lente (es poco frecuente), pero el más habitual es por acumulación de los depósitos que se van formando y por los preservantes disueltos en los productos de limpieza.

Las abrasiones corneales (arañazos o roces) dan lugar a dolor intenso con lagrimeo, enrojecimiento ocular, molestias a la luz, sensación de cuerpo extraño e intolerancia a la lente (forma, medida, etc) o alteraciones de la lente por muescas o roturas.

Los síntomas de visión borrosa, halos de colores e intolerancia a la lente (rojizo, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo, etc) pueden aparecer si las lentes se llevan durante un tiempo excesivo.

Las infecciones suelen ser raras, pero pueden ser muy peligrosas y ocasionar la perdida de la visión del ojo.

¿Cómo evitar lesiones o infecciones con las lentes de contacto?

1. No llevar las lentes más horas de las recomendadas.

2. Revisarlas periódicamente para valorar la existencia de alteraciones, depósitos o roturas.

3. Limpiarlas diariamente de manera adecuada y rigurosa, procurando eliminarle totalmente los residuos de detergentes y neutralizantes.

4. No utilizarlas en actividades laborales que produzcan polvo o partículas en suspensión y en actividades deportivas como el buzeo.

5. Colocarlas siempre antes de maquillarse. No se recomienda pintar el borde interno del párpado.

6. Delante de cualquier molestia en los ojos, retirar la lente de contacto. Si las molestias no ceden, hace falta ir al oftalmólogo.

Departamento de Contactología

Publica tu comentario

Tu dirección de e-mail no se publicará

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.