Les lentes de contacto, ¿el aliado perfecto para el verano?

Les lentes de contacto, ¿el aliado perfecto para el verano?

En verano, las lentes de contacto son el compañero inseparable de muchos que no solo quieren disfrutar de sus vacaciones, sino que quieren hacerlo con comodidad.

Las gafas se convierten en una molestia y las lentillas nos proporcionan no solo una mayor comodidad, sino también un campo visual más grande, ya que se eliminan las patillas, a veces molestas, de las gafas. Además, presentan la ventaja de no empañarse, ni provocar reflejos molestos.

A pesar de ello, para utilizar lentillas es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones y utilizar las lentillas que el oftalmólogo haya indicado para cada caso particular.

¿Cómo colocarse las lentillas?

Para colocarse correctamente las lentillas, hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Lavarse y secarse bien las manos.
  2. Sacar la lentilla de su estuche y comprobar a qué ojo corresponde.
  3. Situar la lente en el dedo índica de nuestra mano y comprobar que la lentilla está limpia y no está al revés:lentillas
  4. Sujetar con el dedo corazón de la otra mano el párpado superior, y con la mano con que sostenemos la lentilla, el párpado inferior.
  5. Colocar la lentilla en el ojo mientras miramos hacia arriba.
  6. Retirar el dedo cuando la lentilla esté colocada y soltar poco a poco el párpado inferior y, luego, el superior.

Con las lentillas puestas, ya podremos disfrutar de todas las maravillas del verano. Sin embargo, las lentillas también requieren cierto cuidado, especialmente cuando se utilizan para ir a la playa o a la piscina. En dichos casos, hay que tener en cuenta varias cosas:

  • Hay que utilizar gafas de natación cuando estemos en el agua.
  • Es necesario lavarse siempre las manos antes de manipular o limpiar las lentes de contacto, en especial si hemos estado en contacto con el cloro, la arena o la crema solar.
  • Después de bañarnos, hay que esperar un rato y, a continuación, quitarse las lentes para limpiarlas correctamente con una solución específica con el objetivo de eliminar cualquier germen.
  • Las limpiezas deben llevarse a cabo con mucho cuidado.
  • Al llevar lentes de contacto, hay que protegerse los ojos con gafas de sol siempre que estemos en el exterior.

Hay que recordar que una de las causas más importantes de infección o úlcera corneal es el uso descuidado de las lentillas. No dejan de ser un cuerpo extraño, que hay que controlar y cuidar, para evitar que las sustancias y los gérmenes con los que entran en contacto puedan producir una infección. Además, el calor, las sustancias químicas que contiene el agua de la piscina y la sal en el mar suelen provocar durante esta época del año conjuntivitis irritativas, víricas o bacterianas, que pueden manifestarse con síntomas como enrojecimiento en los ojos, escozor, ardor, sensación de cuerpo extraño, hipersensibilidad a la luz o lagrimeo.

Otros consejos generales sobre las lentes de contacto

  • No se aconseja llevar las lentillas durante más de 8 horas seguidas.
  • No hay que dormir nunca con las lentillas puestas.
  • No se debe frotar los ojos con fuerza si se llevan puestas las lentillas, ya que podría llevar a irritaciones o lesiones en la córnea.
  • No hay que limpiar nunca las lentillas con agua del grifo.
  • Es importante conservarlas siempre en soluciones específicas teniendo en cuenta su apertura y fecha de caducidad.
  • Se debe sustituir la solución a diario en el estuche en el que se guardan las lentes (en caso de que no sean de un solo uso) y no hay que conservarlo en zonas expuestas al sol.
  • Hay que sustituir las lentes por unas de nuevas según corresponda (hay lentes mensuales, quincenales, anuales…) Para descubrir los tipos de lentes, haga clic aquí.
  • En caso de viajar con lentes de contacto, hay que llevar unas de recambio, junto con las gafas, para poder combinarlas o por si fuera necesario un repuesto.
  • En ambientes con aires acondicionados fuertes, como es el caso de los aviones, las lentes de contacto pueden resecarse y provocar molestias. Por eso, es recomendable utilizar gafas o llevar gotas humectantes para poderlas administrar en caso necesario.

Este verano, no te lances a la piscina a ciegas: ¡ten mucho cuidado con las lentes de contacto!

Publica tu comentario

Tu dirección de e-mail no se publicará

2 Comentarios

emilio

hola me pobre unas lentes de contacto y no soy capaz de quitármelas bastante bien por que es esto

    admin

    Buenas tardes, Emilio,

    Nos puede contactar en el teléfono 93 254 79 22 o si nos facilita su número de teléfono nos pondremos en contacto con usted y podremos comentar su caso.

    Muchas gracias,

    ICR

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.