Consejos oculares para nadadores

Contenido médico revisado por - Última revisión 12/09/2018
Consejos oculares para nadadores

Foto @StockSnap

Cuando llega el final de las vacaciones, retomamos nuestras actividades diarias. Las clases de natación para los más pequeños y el ejercicio físico para los más mayores, vuelven a formar parte de nuestra rutina diaria.

A pesar de que la natación es un deporte muy recomendado por su bajo impacto para nuestras articulaciones, podría no ser tan beneficioso para otras partes del cuerpo como son los ojos.

¿Sabes cómo afecta la exposición reiterada de nuestros ojos al cloro?

 

El cloro puede afectar a la película lagrimal

La película lagrimal esta compuesta por 3 fases: una mucosa, que permite la adherencia al ojo, una acuosa que hidrata, y una grasa que es la mas externa que evita la evaporación. Tiene un  grosor de micras. Su función es proteger nuestros ojos además de mantenerlos  hidratados.

Su función es muy importante ya que protege la córnea y la conjuntiva de agentes externos que podrían lastimar el ojo ya que también incluye agentes antimicrobianos.

La exposición reiterada de la película lagrimal al cloro y a otros productos químicos usados en piscinas, podría debilitar esta membrana y causar un enrojecimiento de los ojos.

Las personas que acuden regularmente a la piscina podrían verse afectados por trastornos oculares como es el ojo seco o visión borrosa.

 

El fuerte olor a cloro no es sinónimo de higiene

Al contrario de lo que se podría pensar, una piscina con un fuerte olor a cloro no es una piscina que tenga un mantenimiento adecuado.  El fuerte olor podría ser sinónimo de presencia de suciedad y cloraminas.

La presencia de agentes contaminantes podría no solo provocar irritación en nuestros ojos, sino que podría causar una conjuntivitis bacteriana o vírica, presentando entonces ojo rojo con secreción.

Ante la presencia de síntomas como ojo rojo, picor, escozor, lagrimeo y fotosensibilidad, se recomienda que se acuda al oftalmólogo para que nos explore y establezca el tratamiento adecuado.

 

Las lentillas no son adecuadas para nadar

Se recomienda que se evite el uso de lentillas cuando se va a la piscina ya que los ojos estarán más expuestos a la contaminación microbiana, ya sean bacterias o amebas, la infección de las ultimas puede ser muy grave acabando en una pérdida visual importante y, por lo tanto, existe un mayor riesgo de infección ocular y de contraer una afección corneal.

El agua de la piscina se acumula, la lentilla lo absorbe y puede llegar a ser un caldo de cultivo para microorganismos que podrían ser muy dañinos para el ojo.

Si finalmente se usan lentillas en la piscina, es muy importante realizar una buena higiene de las mismas después del baño. Lo más recomendable sería, de todos modos, el uso de lentillas diarias desechables.

 

¿Cómo puedo proteger mis ojos del cloro?

Te dejamos unos consejos para mantener una buena salud ocular:

  • Uso de gafas de natación. Las gafas evitan que nuestros ojos entre en contacto con el agua de la piscina que contiene cloro y otras substancias que podrían ser perjudiciales.
  • No se deben abrir los ojos bajo el agua. En caso de no tener gafas, no se recomienda que se abran los ojos bajo el agua, ya que el contacto directo con el cloro podría acarrear infecciones oculares.
  • Lavarse los ojos tras nadar. Es importante lavarse la cara y ojos con agua dulce tras salir de la piscina para eliminar las sustancias químicas en la zona posterior del ojo (párpado y pestañas).
  • Uso de gotas oftálmicas. Puedes usar gotas para lubricar los ojos y así mantener la película lagrimal hidratada.
  • No compartir toalla. Para evitar infecciones, es mejor no compartir la toalla con otras personas.
  • Tras una cirugía ocular, debes consultar al oftalmólogo antes de ir a nadar.
  • Mantenerse hidratado. Se recomienda beber agua para asegurar una buena hidratación de los ojos.

Ante cualquier señal de alerta que puedas notar (ojo rojo, picor, sensibilidad a la luz, etc.), es importante que acudas de inmediato a un oftalmólogo para que te examine.

Publica tu comentario

De acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (REGLAMENTO (UE) 2016/679 pone en su conocimiento la siguiente información sobre el tratamiento de datos personales.

Responsables: Institut Català de la Retina, S.L., Institut Català de Cirurgia refractiva, S.L. (en adelante ICR)

Contacto Delegado de Protección de Datos: C/Pau Alcover nº 67 08017 Barcelona – rgpd@icrcat.com

Finalidad: La finalidad de del tratamiento es gestionar la información que nos facilita y en caso de disponer de su consentimiento, publicar el testimonio en nuestra web

Legitimación: La base legal para el presente tratamiento es la solicitud realizada por usted y su consentimiento.

Destinatarios: Los destinatarios de la información son los departamentos y delegaciones en los que se organiza ICR, en parte o en su totalidad. No se comunicarán a terceros.

Derechos: En cualquier momento, usted puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y/o portabilidad de los datos mediante escrito dirigido al Delegado de Protección de Datos DPD en la dirección establecida facilitado en contacto. También puede revocar los consentimientos a otros tratamientos. También puede solicitar más información al DPD sobre los tratamientos realizados.
En el caso que considere que se han vulnerado sus derechos usted puede presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos competente.

A todos los efectos, el usuario acepta que la opinión expresada será exclusivamente responsabilidad suya. El usuario asume bajo su exclusiva responsabilidad los daños o perjuicios que se puedan derivar de ella.
ICR no se hará responsable de la exactitud, calidad, fiabilidad, corrección, moralidad y legalidad de los datos, informaciones u opiniones publicadas por los usuarios.
ICR se reserva el derecho de no publicar todas las opiniones de los usuarios.
El nombre de usuario es responsabilidad del usuario. ICR no se hará responsable de la utilización ilegal o con fines ilícitos que otros usuarios puedan hacer de dicho nombre de usuario.

Conservación: Los datos recogidos serán conservados durante el tiempo necesario para la gestión solicitada.

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.