Miopía

Miopía

¿Qué es la miopía?

La miopía es un defecto visual por el cual el paciente no puede enfocar bien los objetos lejanos, pero sí puede ver con claridad los objetos próximos.

Es uno de los problemas refractivos más frecuentes. Suele aparecer a partir de los 5 años y seguir aumentando hasta estabilizarse alrededor de los 20 años. Puede ir asociado a otros defectos visuales como el astigmatismo o la vista cansada y corregirse con gafas, lentes de contacto, lentes orto-k o cirugía refractiva.


¿Cuáles son sus síntomas?

La miopía suele asociar los siguientes síntomas.

  • Acercase a los objetos a causa de la falta de visión lejana.
  • Borrosidad de los objetos lejanos.
  • Entrecerrar los ojos para intentar enfocar los objetos.
  • Fatiga visual.
  • Dolores de cabeza.

¿Cuáles son sus causas y qué tipos hay?

El ojo miope enfoca los objetos por delante de la retina en lugar de sobre ella, ya sea por un aumento de la longitud del ojo, que es la causa más frecuente, o bien por un aumento del poder de refracción de sus elementos internos, la córnea y el cristalino.

Distinguimos los siguientes tipos de miopía según sus causas:

  • miopías estructurales: miopía congénita y miopía magna
  • miopías simples o axiales
  • falsas miopías

 


¿Qué es la miopía congénita?

La miopía congénita es hereditaria y aparece en el recién nacido como consecuencia de alteraciones de las estructuras del ojo. Normalmente tiene un origen genético que puede relacionarse con un nacimiento prematuro o alguna enfermedad de la madre durante el embarazo. Normalmente es una miopía elevada, pero evoluciona poco.


¿Qué es la miopía magna o alta miopía?

La miopía magna es el tipo más severo y se denomina así cuando el paciente tiene más de 6 dioptrías. Va asociada a anomalías en el fondo de ojo de las personas afectadas. Es hereditaria y suele evolucionar mucho a lo largo de la vida. Este tipo de miopía requiere de controles oftalmológicos para hacer una detección precoz de posibles complicaciones.


¿Qué es la miopía simple?

Hablamos de miopía simple o axial cuando el paciente presenta menos de 6 dioptrías. Suele aparecer de niño, progresa durante la adolescencia y se estabiliza alrededor de los 20 años. Es el tipo de miopía más común. No suele asociarse a tanta patología ocular como la miopía magna, aunque también tiene un mayor riesgo de complicaciones oculares que los pacientes no miopes.

Los niños con miopía simple pueden no darse cuenta de su defecto, puesto que nunca han tenido una visión nítida. Por eso, piensan que no tienen una visión clara solo porque están demasiado lejos, y muchas veces entrecierran un poco los ojos para ver mejor.


¿Qué son las falsas miopías?

No son realmente miopías, sino defectos refractivos transitorios provocados por mirar en condiciones de baja luminosidad o por exceso de acomodación, adquirida después de un traumatismo o enfermedad sistémica como la diabetes, o tras la ingesta durante un largo periodo de tiempo de determinados medicamentos.


¿Se puede corregir la miopía?

A día de hoy, existen diferentes tipos de tratamiento para la miopía, ya sean ópticos o quirúrgicos (cirugía refractiva).

La corrección óptica más habitual es el uso de gafas y/o lentes de contacto, aunque este tipo de corrección puede resultar incómoda en el día a día.

A nivel óptico, existe también la posibilidad de usar lentes de ortoqueratología (orto-k) que permiten ralentizar el crecimiento de la miopía hasta un 45%, y que posibilitan al paciente no usar corrección durante el día y por lo tanto llevar una vida totalmente normal, ya que sólo se usan durante la noche. Este tipo de tratamiento es reversible y puede realizarse a cualquier edad.

En cuanto al tratamiento quirúrgico, se puede optar por la cirugía refractiva con láser Excimer, o bien con la implantación de lentes intraoculares fáquicas tipo ICL o sustituir el cristalino por lentes intraoculares monofocales, acomodativas, de rango extendido o trifocales.

La cirugía refractiva mediante laser Excímer suele indicarse cuando la miopía se ha estabilizado (alrededor de los 20 años) y es irreversible. Las indicaciones varían cuando se recure al implante de lentes intraoculares.

El ojo miope tiene mayor probabilidad de desarrollar en edad adulta otras patologías asociadas como glaucomadegeneración macular asociada a la edad o desprendimiento de retina, lo que podría comportar la pérdida de visión.


¿Qué es la Unidad de Miopía del ICR?

El ICR ha implantado la Unidad de Miopía con el objetivo de integrar todas las patologías derivadas de la misma y focalizar los tratamientos contra ella para así mejorar la atención que puede recibir el paciente.

Los objetivos principales son:

  • La creación de un circuito específico para hacer un seguimiento personalizado del paciente. Cada paciente tendrá un médico de referencia que le hará todo el seguimiento. En caso de necesidad, se derivaría a otro especialista y seguiría bajo control de la Unidad de Miopía. Con esto, se pretende diagnosticar y tratar de manera precoz patologías asociadas a la miopía. Una vez tratada la miopía, el historial médico queda abierto para seguir controlando la salud visual del paciente
  • Informar y asesorar al paciente sobre los distintos tipos de tratamientos contra la miopía, tanto los más conocidos (cirugía refractiva versus uso de gafas y/o de lentes de contacto o) como otro tipo de tratamientos, como son las lentes de ortoqueratología.’
  • Realizar pedagogía para transmitir que la miopía no es simplemente un problema refractivo, sino que puede asociarse a patologías visuales de mayor gravedad.

Aunque no precise de corrección óptica por haber sido intervenido de cirugía refractiva o por emplear lentes de contacto ORTO-K, el paciente miope lo será toda la vida y es por ello que la Unidad de Miopía quiere velar por la salud ocular de los pacientes miopes a largo plazo.

 

Publica tu comentario

De acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (REGLAMENTO (UE) 2016/679 pone en su conocimiento la siguiente información sobre el tratamiento de datos personales.

Responsables: Institut Català de la Retina, S.L., Institut Català de Cirurgia refractiva, S.L. (en adelante ICR)

Contacto Delegado de Protección de Datos: C/Pau Alcover nº 67 08017 Barcelona – rgpd@icrcat.com

Finalidad: La finalidad de del tratamiento es gestionar la información que nos facilita y en caso de disponer de su consentimiento, publicar el testimonio en nuestra web

Legitimación: La base legal para el presente tratamiento es la solicitud realizada por usted y su consentimiento.

Destinatarios: Los destinatarios de la información son los departamentos y delegaciones en los que se organiza ICR, en parte o en su totalidad. No se comunicarán a terceros.

Derechos: En cualquier momento, usted puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y/o portabilidad de los datos mediante escrito dirigido al Delegado de Protección de Datos DPD en la dirección establecida facilitado en contacto. También puede revocar los consentimientos a otros tratamientos. También puede solicitar más información al DPD sobre los tratamientos realizados.
En el caso que considere que se han vulnerado sus derechos usted puede presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos competente.

A todos los efectos, el usuario acepta que la opinión expresada será exclusivamente responsabilidad suya. El usuario asume bajo su exclusiva responsabilidad los daños o perjuicios que se puedan derivar de ella.
ICR no se hará responsable de la exactitud, calidad, fiabilidad, corrección, moralidad y legalidad de los datos, informaciones u opiniones publicadas por los usuarios.
ICR se reserva el derecho de no publicar todas las opiniones de los usuarios.
El nombre de usuario es responsabilidad del usuario. ICR no se hará responsable de la utilización ilegal o con fines ilícitos que otros usuarios puedan hacer de dicho nombre de usuario.

Conservación: Los datos recogidos serán conservados durante el tiempo necesario para la gestión solicitada.

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.