Un estudio mide si las actividades escolares en el exterior pueden prevenir la miopía

Contenido médico revisado por - Última revisión 18/10/2018
Un estudio mide si las actividades escolares en el exterior pueden prevenir la miopía

@Priscilla-Du-Preez

Investigadores taiwaneses han desarrollado un estudio en el que se promueven actividades escolares en el exterior durante la jornada escolar, para estudiar el efecto que esto podría tener sobre la miopía que afecta a los estudiantes de primaria.

En este estudio, además de promover las actividades al aire libre para los escolares, se evaluó la importancia de la exposición directa a la luz solar para determinar la cantidad de luz necesaria para reducir la incidencia de miopía.

¿Cómo se desarrolló el estudio sobre la miopía?

Los investigadores decidieron llevar a cabo un estudio cuantitativo y aleatorio, desarrollado en diferentes áreas geográficas de Taiwán para medir de manera efectiva el impacto de las actividades en el exterior (cambios miópicos), así como, la luminosidad a la que se expusieron los niños.

Para ello, se seleccionaron 693 estudiantes de primaria de 16 escuelas diferentes que formaron parte del estudio durante 12 meses.

Los escolares se dividieron en dos grupos: 267 en el grupo de intervención y 426 en el grupo de control.

Al grupo de intervención, se le pidió que dedicara hasta 11 horas a la semana a actividades escolares en el exterior. El grupo de control siguió con el programa escolar tradicional con actividades en las que se usa la visión cercana de manera prolongada (lectura, pintura, escritura, uso de pantallas, etc.).

Durante los 12 meses que duró el estudio, se llevaron a cabo revisiones oculares, de refracción ciclopléjica, mediciones de la longitud axial de los ojos y de la agudeza visual, cuestionarios sobre antecedentes oftalmológicos, registros diarios, etc.

Se tomaron medidas de refracción al inicio del estudio para poder compararlos con los resultados obtenidos 12 meses después. Los niños con ambliopía o con tratamiento contra la miopía y/o tratamiento ortoqueratológico fueron excluidos del estudio.

Durante las horas en que los niños realizaron actividades en el exterior, se les pidió que llevaran un medidor de luz y que anotaran las actividades realizadas cada 30 minutos para conocer el impacto de la exposición a la luz.

¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

Tras doce meses, se estimó que el grupo de intervención presentó unos indicios de miopía menores (cambios miópicos), así como, una medida de la longitud axial inferior. Esto supone un menor riesgo de aparición de la miopía si se compara con el grupo de control.

Se dedujo que los participantes que habían pasado 200 minutos o más por semana en el exterior y no eran miopes de base, presentaban menor porcentaje de cambios miópicos cuando estaban expuestos a una luminosidad moderada (1000-5000lux).

Sin embargo, de los participantes que pasaron entre 125 y 199 minutos al exterior durante horas escolares, solo aquellos con miopía de base y expuestos a una luminosidad de 10 000 lux o más, presentaron pocos cambios miópicos.

Por lo tanto, esto sugeriría que los niños con menos actividades en el exterior necesitarían mayor exposición a la luz para obtener unos resultados similares a los niños que realizan actividades fuera del aula.

La miopía se podría evitar con más actividades en el exterior

En conclusión, los investigadores determinaron que las actividades escolares al aire libre podrían ser beneficiosas para los niños miopes y no miopes, ya que se reducirían de manera efectiva los cambios miópicos en los ojos de los niños.

Según este estudio, las actividades al aire libre podrían ayudar a retrasar y/o evitar la miopía, cuando se desarrollan actividades exteriores con una intensidad lumínica adecuada. Se podría evitar la miopía con pequeños periodos de alta intensidad lumínica o largos periodos con una intensidad moderada.

Además, se puntualizó la importancia de tener en cuenta la intensidad de la luz cuando se desarrollan actividades con niños al aire libre, para evitar una exposición prolongada al sol, que podría causar patologías de otro tipo (dermatológico).

Encontraréis más información sobre el estudio en el enlace siguiente:

https://www.aaojournal.org/article/S0161-6420(17)30367-6/fulltext#intraref0010a

Publica tu comentario

De acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (REGLAMENTO (UE) 2016/679 pone en su conocimiento la siguiente información sobre el tratamiento de datos personales.

Responsables: Institut Català de la Retina, S.L., Institut Català de Cirurgia refractiva, S.L. (en adelante ICR)

Contacto Delegado de Protección de Datos: C/Pau Alcover nº 67 08017 Barcelona – rgpd@icrcat.com

Finalidad: La finalidad de del tratamiento es gestionar la información que nos facilita y en caso de disponer de su consentimiento, publicar el testimonio en nuestra web

Legitimación: La base legal para el presente tratamiento es la solicitud realizada por usted y su consentimiento.

Destinatarios: Los destinatarios de la información son los departamentos y delegaciones en los que se organiza ICR, en parte o en su totalidad. No se comunicarán a terceros.

Derechos: En cualquier momento, usted puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y/o portabilidad de los datos mediante escrito dirigido al Delegado de Protección de Datos DPD en la dirección establecida facilitado en contacto. También puede revocar los consentimientos a otros tratamientos. También puede solicitar más información al DPD sobre los tratamientos realizados.
En el caso que considere que se han vulnerado sus derechos usted puede presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos competente.

A todos los efectos, el usuario acepta que la opinión expresada será exclusivamente responsabilidad suya. El usuario asume bajo su exclusiva responsabilidad los daños o perjuicios que se puedan derivar de ella.
ICR no se hará responsable de la exactitud, calidad, fiabilidad, corrección, moralidad y legalidad de los datos, informaciones u opiniones publicadas por los usuarios.
ICR se reserva el derecho de no publicar todas las opiniones de los usuarios.
El nombre de usuario es responsabilidad del usuario. ICR no se hará responsable de la utilización ilegal o con fines ilícitos que otros usuarios puedan hacer de dicho nombre de usuario.

Conservación: Los datos recogidos serán conservados durante el tiempo necesario para la gestión solicitada.

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.