Las lentes intraoculares se implantan en el ojo para corregir miopías e hipermetropías, en general elevadas. Proporcionan una excelente calidad de visión y están especialmente indicadas en casos de ambliopía u “ojo vago”. Recientemente, hemos empezado a utilizar lentes de última generación que pueden, además, corregir el astigmatismo de forma eficaz. Estas lentes respetan la anatomía ocular y están fabricadas con materiales especiales, que las hacen biocompatibles con las estructuras del ojo.

Es una cirugía muy precisa, que se realiza sin necesidad de ingreso y con anestesia tópica.

Estas lentes permiten, además, tratar casos en los cuales el estado de la córnea del paciente no permite una cirugía con láser.

Contenido médico revisado por - Última revisión 16/02/2024

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.