Hipermetropía

Contenido médico revisado por - Última revisión 18/09/2020
Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto de refracción del ojo que se produce cuando las imágenes se enfocan detrás de la retina y no directamente en ella, lo que provoca una visión borrosa o poco nítida en distancia intermedia y próxima. Esto suele ocurrir porque la córnea o el cristalino (o ambos) tienen poca potencia o el ojo es más corto de lo habitual. Así, las personas con hipermetropía pueden experimentar problemas a la hora de leer o ver la televisión, pero no para distinguir las señales de tráfico cuando conducen. La hipermetropía, además suele ir acompañada de astigmatismo.


Causas

La hipermetropía tiene, en muchos casos, un componente hereditario, por lo que se da con más frecuencia en personas con antecedentes de hipermetropía en su familia. Sin embargo, también pueden intervenir otros factores.

La mayoría de los recién nacidos son hipermétropes, defecto que se va corrigiendo a medida que el ojo se desarrolla, hasta desaparecer, en muchos casos, llegada la adolescencia. Aun así, si durante esta época no se corrige la hipermetropía infantil de forma adecuada esta puede desencadenar otras alteraciones visuales, como ojo vago o estrabismo. En los casos en los que la hipermetropía no es muy alta, las personas jóvenes suelen compensarla mediante la acomodación de los músculos oculares, pero con la edad esta capacidad se pierde, volviendo a manifestarse esa hipermetropía que tenían durante la infancia y había desaparecido en la adolescencia y requiriendo el empleo de corrección óptica.


¿Cómo detectar la hipermetropía?

Los síntomas más comunes que sufren las personas con hipermetropía son:

  • Visión borrosa de los objetos cercanos: este síntoma es el más habitual, aunque a veces puede pasar desapercibido o atenuarse en los niños o jóvenes debido a la capacidad de acomodación de sus ojos.
  • Dolor o fatiga ocular: suelen aparecer después de haber pasado un tiempo prolongado realizando actividades que requieren de una buena visión de cerca como leer, trabajar con el ordenador, etc.
  • Dolor de cabeza: sobre todo después de un sobresfuerzo de acomodación prolongado, o sea trabajo de cerca excesivo.
  • Enrojecimiento ocular: sobre todo al final del día. Puede ir acompañado de lagrimeo, escozor y parpadeo excesivo.
  • Estrabismo o exotropía: ( desviación del ojo hacia fuera) en ocasiones puede aparecer como una reacción involuntaria a la acomodación que hacen los ojos para enfocar correctamente.

¿Cómo se puede corregir la hipermetropía?

La hipermetropía puede corregirse mediante cirugía refractiva láser (LASIK)  o mediante la implantación de una lente intraocular. Ambas opciones suponen una solución rápida y eficaz, que además permite corregir al mismo tiempo, no solo la hipermetropía sino también otros defectos de refracción, como el astigmatismo y la presbicia (vista cansada).

  • Cirugía refractiva láser: es adecuada para las personas que quieren prescindir de corrección óptica y cumplen una serie de requisitos. La técnica utilizada en la corrección de la hipermetropía es el LASIK.
  • Implante de lentes intraoculares: en casos de hipermetropías altas, o que no cumpla criterios para cirugía con láser otra opción es el implante de lentes intraoculares. Bien sean lentes fáquicas (ICL) unas lentes que se colocan entre la córnea y el cristalino, reservada para hipermétropes jóvenes; mientras que en pacientes de edad más avanzada, que tiene además presbicia (vista cansada) se corrige mediante una lente que sustituyen al cristalino, lentes pseudofáquicas.

Para elegir el tratamiento más adecuado, se tendrán en cuenta las necesidades particulares de cada paciente (trabajo, aficiones, etc.) y se le realizará un estudio preoperatorio completo que permita valorar las características del ojo y que incluye pruebas como la topografía corneal, la pupilometría, la aberrometría, la biometría, etc. La realización de todas estas pruebas no suele durar más de unas horas. Teniendo en cuenta ambas cosas se va a determinar cuál es la mejor técnica para ese paciente en concreto.



Dr. Duch – ¿Quién es candidato a operarse de cirugía refractiva?


Las personas que aún no se plantean la operación o que todavía no son aptas debido a que su graduación no es estable tienen otras opciones para corregir la hipermetropía:

  • Corrección con gafas: es la forma más simple y habitual de corregir la hipermetropía. Aunque el número de dioptrías sea bajo, es aconsejable utilizarlas para evitar los síntomas asociados a este defecto, como dolores de cabeza u oculares.
  • Corrección con lentes de contacto: las personas que no deseen llevar gafas también tienen la opción de utilizar lentillas. Existe gran variedad de opciones para corregir la hipermetropía con lentes de contacto al igual que con los otros defectos refracción. Las LC pueden ser blandas, RGP ( semirígidas)o incluso si cumple una serie de criterios lentes de ortoqueratologia .Estas últimas son unas lentes de contacto que el paciente se pone por la noche, consiguiendo moldear la cornea variando su potencia para que el paciente durante el día obtenga una buena visón sin necesidad de usar otro sistema de corrección durante el día.

En última instancia será el oftalmólogo quien evalúe cada caso y recomiende la opción más adecuada a cada paciente.


Preguntas frecuentes

¿La hipermetropía es hereditaria?

La hipermetropía tiene, en muchos casos, un componente hereditario, por lo que se da con más frecuencia en personas con antecedentes de hipermetropía en su familia. Sin embargo, también pueden intervenir otros factores.

¿Qué es la hipermetropía infantil? ¿Se puede curar?

La mayoría de los niños tienen hipermetropía en la infancia, pero en muchos casos la capacidad de acomodación (enfoque) de su ojo suele ser suficiente para compensar una hipermetropía baja y permitirles ver los objetos cercanos. Aun así, tener que realizar este esfuerzo de acomodación puede provocar cansancio ocular, incomodidad o cefaleas.

La hipermetropía infantil suele corregirse a medida que el ojo se desarrolla, y disminuye, hasta desaparecer, hacia la adolescencia. Si para entonces, la hipermetropía no se ha corregido completamente, es probable que el defecto persista el resto de la vida.

¿Se puede prevenir la hipermetropía?

No, la hipermetropía no se puede prevenir, pero sí es recomendable tratarla lo antes posible para evitar sus consecuencias y controlar los posibles problemas relacionados.

¿Cómo puedo saber si soy candidato a una cirugía láser para la hipermetropía?

En principio, puede operarse de cirugía láser cualquier persona mayor de 21 años que tenga una graduación estable no superior a 5 dioptrías. Antes tendrá que realizarse un examen oftalmológico completo con las pruebas refractivas necesarias que confirmen su idoneidad.

Además de la hipermetropía, ¿puedo tener otro defecto de refracción?

Las personas que tienen hipermetropía también pueden tener a la vez astigmatismo y, en edades más avanzadas, presbicia o vista cansada. Sin embargo, una persona no puede tener hipermetropía y miopía a la vez.

¿Es posible operarse de cataratas e hipermetropía a la vez?

La cirugía de catarata consiste en la extracción del cristalino opacificado (catarata) y su sustitución por una lente intraocular. Gracias a la tecnología actual, podemos personalizar esta lente intraocular para corregir en la misma operación los defectos refractivos del ojo: miopía, hipermetropía, presbicia (vista cansada) y astigmatismo.

¿Es posible operarse de cataratas después de una operación de hipermetropía?

Sí, de hecho, es algo habitual. Una persona puede haberse operado en el pasado para corregir su hipermetropía y, más adelante, debido a la evolución natural del ojo, desarrollar una catarata que requiera ser extraída. En ese caso, simplemente hay que informar al oftalmólogo para que lo tenga en cuenta a la hora de realizar las pruebas previas a la intevención de la catarata para el calculo de la lente intraocular.

Artículos relacionados

Hipermetropía en la infancia

¿Qué es la hipermetropía? La hipermetropía en la infancia aparece como un defecto refractivo por el que la imagen se enfoca por detrás de la retina y hace que la visión sea borrosa. La causa puede estar en el globo ocular o, más raramente, en que la potencia óptica de la córnea y el cristalino […]

5 consejos para elegir gafas para tus hijos

Te contamos cómo elegir las gafas de tus hijos, qué características deben tener, cómo debe ser la montura o qué cristal es el más adecuado.

¿Puede afectar la hipermetropía a la alfabetización preescolar?

Un estudio presentado por el grupo de estudio VIP-HIP (Visión en Preescolares – Hipermetropía en Preescolares) en la Association for Research in Vision and Ophthalmology Meeting en Florida (EE. UU.) demuestra que los niños de entre 4 y 5 años con hipermetropía presentan un rendimiento inferior en cuanto a la alfabetización preescolar. Estudio: Visión en […]

Avances en la cirugía refractiva. ¿Qué importancia tiene preservar la córnea intacta?

Dr. Francesc Duch: La córnea es una estructura preciosa del ojo. Es transparente como ninguna otra parte del cuerpo, protege el interior del ojo, filtra y enfoca los rayos de luz, proporciona el brillo que define la mirada de una persona… es una cúpula extremadamente sofisticada, formada por agua, colágeno y grupos de células que […]

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Cirugía Refractiva.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.