La Dra. Castillo presenta un inusual caso de fístula carotidocavernosa con síndrome de Horner como manifestación inicial en el congreso EUNOS 2017

La Dra. Castillo presenta un inusual caso de fístula carotidocavernosa con síndrome de Horner como manifestación inicial en el congreso EUNOS 2017

El 13º congreso de la Sociedad Europea de Neuroftalmología (EUNOS 2017) se celebró entre el pasado 10 y 13 de septiembre en Budapest, Hungría.

El congreso pretende reunir las últimas informaciones en el campo neurológico y oftalmológico, centrándose en la patofisiología y en la terapia. Ha contado con la participación de expertos de renombre internacional de dichos ámbitos, entre los que figura la Dra. Lorena Castillo, jefa de los Departamentos de Neuroftalmología y Docencia del ICR.

Presentación del póster de la Dra. Castillo en EUNOS 2017

Durante las sesiones de presentación de pósteres dedicadas al sistema visual aferente, y entre otros, a la anisocoria y los trastornos de la función visual superior, la Dra. Castillo ha presentado un inusual caso de fístula carótido-cavernosa en el que la primera manifestación fue un síndrome de Horner (Horner syndrome as the first manifestation of carotid-cavernous fistula). Se trataba de un varón de 61 años que había iniciado de forma brusca una ptosis (párpado caído) en el ojo izquierdo, anisocoria (la pupila izquierda era más pequeña que la derecha) y dolor ocular.

Síndrome de Horner y fístula carotidocavernosa

El síndrome de Horner es un trastorno provocado por una interrupción en la cadena de 3 neuronas de la vía oculosimpática, la cual se inicia en una parte del cerebro llamada hipotálamo, desciende por la cabeza, el cuello y la parte superior del tórax para realizar después un recorrido ascendente hasta llegar a la cara y los ojos, lo que hace que alteraciones en las pupilas o los párpados puedan tener su causa en lesiones muy alejadas de los ojos.

En el seno cavernoso, la neurona de tercer orden está estrechamente relacionada con la túnica adventicia de la arteria carótida interna. Las fístulas carótido-cavernosas son comunicaciones anormales entre el sistema arterial carótideo y el seno cavernoso, y su velocidad de flujo puede ser elevada o baja. Las fístulas de poco flujo suelen darse en mujeres (nuestro paciente era un varón) de mediana edad y los síntomas orbitales suelen ser notorios (en nuestro caso, estaban ausentes).

El estudio demostró que las fístulas carótido-cavernosas pueden presentarse inicialmente sin los signos orbitarios característicos (ojo rojo, “salido”…) y recordó que un síndrome de Horner con dolor ocular en el mismo lado sugiere una lesión de la neurona de tercer orden en la vía oculosimpática. Estos resultados concluyen que, aunque resulte poco habitual, un síndrome de Horner aislado puede representar la primera manifestación de una fístula carótido-cavernosa.

Los abstracts del congreso de la EUNOS 2017 se han publicado en el último número de la revista Neuro-ophthalmology

Publica tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.