¿Cómo afecta el consumo de alcohol a nuestra visión?

Contenido médico revisado por - Última revisión 21/02/2019
¿Cómo afecta el consumo de alcohol a nuestra visión?

Blurry city, de @balaji shankar venkatachari - CC BY-NC 2.0

Todos hemos oído que abusar del alcohol perjudica la salud. Cuando bebemos más de la cuenta no solo subestimamos los riesgos de nuestras decisiones, sino que experimentamos una relajación muscular que también afecta a nuestra visión.

El abuso del alcohol trae consigo efectos inmediatos y a corto plazo, como experimentar una visión borrosa o doble, la sensibilidad a la luz o la sequedad lagrimal. Estos efectos suelen desaparecer al día siguiente pero, a largo plazo, el abuso repetido del alcohol también puede acarrear daños irreversibles que conviene conocer.

Efectos en la visión a corto plazo

Uno de los efectos a corto plazo que conlleva el consumo excesivo de alcohol es la visión doble. Este trastorno conocido como diplopía hace que las imágenes que perciben el ojo izquierdo y el derecho no se procesen de forma correcta en el cerebro y formen una única imagen espacial.

Otro de los efectos es el deterioro de la película lagrimal que recubre la superficie del ojo. Esto se debe a que el etanol pasa a la lágrima y favorece la evaporación de la parte acuosa de esta. Como consecuencia, la calidad de la imagen percibida se ve afectada.

Por otro lado, el alcohol también tiene efectos en nuestra percepción de los colores (sobre todo del rojo) y en nuestra capacidad para adaptarnos a los cambios de iluminación, además de hacer aumentar la percepción de halos (círculos luminosos).

Hay que tener muy en cuenta los efectos del alcohol en la visión, especialmente a la hora de conducir por la noche, ya que estos pueden provocar que no veamos un peatón cruzando, que no distingamos una señal de tráfico o que suframos un deslumbramiento por los faros de otro vehículo.

Efectos en la visión a largo plazo

Si bien los efectos a corto plazo pueden ser perjudiciales, la ingesta de grandes cantidades de alcohol o su abuso continuado durante años pueden hacer aumentar el riesgo de daños crónicos a la visión, al nervio óptico y al procesamiento de la información visual por parte del cerebro.

Un consumo excesivo de alcohol puede afectar el nervio óptico y provocar una degeneración macular, lo que va a empeorar nuestra percepción de los colores y las formas, haciendo que los veamos menos vibrantes y más borrosos. De esta forma, la persona afectada puede incluso experimentar dificultades para reconocer las caras.

El consumo de alcohol, además, ocasiona cambios que reducen la cantidad de nutrientes y la cantidad de oxígeno que recibe el nervio óptico, y la disminución en los niveles de vitaminas del grupo B, particularmente B1 (tiamina) y B12 (cianocobalamina) puede llegar a dañar gravemente la visión. La combinación del efecto tóxico del alcohol junto con los niveles bajos de vitaminas pueden provocar lo que se conoce como neuropatía óptica tóxico-nutricional, una enfermedad del nervio óptico que hace disminuir la visión en ambos ojos y que, si no se corrige a tiempo, puede ser irrecuperable.

Por otro lado, algunos estudios han relacionado también el consumo excesivo de alcohol con un mayor riesgo de cataratas que, sin tratamiento, pueden causar ceguera en el ojo. Normalmente, las cataratas afectan a las personas mayores de 55 años; sin embargo, el riesgo de desarrollarlas a una edad más temprana aumenta con el consumo de alcohol y la deficiencia nutricional asociada.

Es importante pues, tener en cuenta estos efectos si se es consumidor habitual de alcohol, y consultar con un especialista si se cree que un consumo excesivo de alcohol puede estar afectando de forma permanente a su visión.

Publica tu comentario

De acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (REGLAMENTO (UE) 2016/679 pone en su conocimiento la siguiente información sobre el tratamiento de datos personales.

Responsables: Institut Català de la Retina, S.L., Institut Català de Cirurgia refractiva, S.L. (en adelante ICR)

Contacto Delegado de Protección de Datos: C/Pau Alcover nº 67 08017 Barcelona – rgpd@icrcat.com

Finalidad: La finalidad de del tratamiento es gestionar la información que nos facilita y en caso de disponer de su consentimiento, publicar el testimonio en nuestra web

Legitimación: La base legal para el presente tratamiento es la solicitud realizada por usted y su consentimiento.

Destinatarios: Los destinatarios de la información son los departamentos y delegaciones en los que se organiza ICR, en parte o en su totalidad. No se comunicarán a terceros.

Derechos: En cualquier momento, usted puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y/o portabilidad de los datos mediante escrito dirigido al Delegado de Protección de Datos DPD en la dirección establecida facilitado en contacto. También puede revocar los consentimientos a otros tratamientos. También puede solicitar más información al DPD sobre los tratamientos realizados.
En el caso que considere que se han vulnerado sus derechos usted puede presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos competente.

A todos los efectos, el usuario acepta que la opinión expresada será exclusivamente responsabilidad suya. El usuario asume bajo su exclusiva responsabilidad los daños o perjuicios que se puedan derivar de ella.
ICR no se hará responsable de la exactitud, calidad, fiabilidad, corrección, moralidad y legalidad de los datos, informaciones u opiniones publicadas por los usuarios.
ICR se reserva el derecho de no publicar todas las opiniones de los usuarios.
El nombre de usuario es responsabilidad del usuario. ICR no se hará responsable de la utilización ilegal o con fines ilícitos que otros usuarios puedan hacer de dicho nombre de usuario.

Conservación: Los datos recogidos serán conservados durante el tiempo necesario para la gestión solicitada.

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.