Consejos de seguridad ocular en la cocina

Consejos de seguridad ocular en la cocina

Aunque se suele hablar de la buena alimentación como consejo de la salud ocular a largo plazo, la verdad es que la salud ocular también tiene otro tipo de conexión con la alimentación. Y es que es importante preservar la seguridad ocular en la cocina al preparar la comida.

Protéjase de las salpicaduras

El aceite y la grasa caliente pueden salpicar fácilmente en los ojos. La prevención es la mejor estrategia, por lo que la protección ocular puede prevenir la mayoría de las lesiones. Sin embargo, si no quiere llevar gafas de seguridad para cocinar, es recomendable, al menos, utilizar un protector antisalpicaduras o una tapa que cubra la sartén.

En caso de que el aceite llegue a salpicar a los ojos, es necesario lavar de manera abundante los ojos para eliminar cualquier resto que pueda haber quedado en ellos. Además, si se trata de una salpicadura menor, es recomendable aliviar los síntomas mediante la aplicación de lágrimas artificiales. Sin embargo, si el dolor persiste, consulte con el oftalmólogo lo antes posible. Piense, además, en no utilizar gotas para el ojo rojo, y en que, durante el proceso de curación, se es más susceptible a infecciones y otras lesiones.

Tenga cuidado también con las salpicaduras de otros tipos de líquidos, que pueden ser en cierta medida ácidos y pueden provocar lagrimeo y sensación de ardor. El agua, en contacto con ciertos alimentos, como el pollo crudo, puede contener organismos que produzcan infecciones.

En caso de que cualquier líquido caliente entre en contacto con el ojo, hay que acudir al oftalmólogo para determinar el alcance de la lesión.

Tenga cuidado con las especias picantes

Al utilizar alimentos o especias picantes, como los jalapeños, ciertas partículas pueden quedar en los dedos y pasar a los ojos si, involuntariamente, nos los frotamos. Por ese motivo, es importante lavarse bien las manos o utilizar guantes al manipular este tipo de alimentos para evitar que entren en contacto con nuestros ojos. Sin embargo, si eso sucede, hay que lavarse los con agua abundante y los párpados con champú para bebés, evitando siempre aplicar cualquier tipo de jabón directamente en los ojos.

Vigile con los productos de limpieza para la cocina

Los productos de limpieza son uno de los mayores peligros en la cocina. Lo más adecuado al manipularlos es utilizar gafas de protección ocular. La lejía, los productos para limpieza del horno y otros productos químicos utilizados pueden provocar graves lesiones que pueden incluso llevar a la ceguera. Si cualquiera de ellos entra en contacto con sus ojos, lávelos inmediatamente con agua abundante y busque atención médica. Cuanto más larga sea la exposición al producto químico, hay más probabilidades de que la lesión sea más severa.

Manipule con cuidado cualquier utensilio afilado

Cualquier utensilio afilado y punzante, como tijeras, tenedores, cuchillos, etc. es susceptible de provocar graves lesiones oculares. Es imprescindible manipularlos con cuidado, en especial si hay niños cerca o en la casa. Los objetos afilados son la tercera causa más habitual de lesiones oculares entre los niños.

Tome precauciones para evitar caídas en la cocina

Las alfombras, las puertas de los muebles y los líquidos vertidos en el suelo pueden suponer un gran peligro para nuestros ojos. De hecho, las caídas son una de las principales causas de lesiones oculares. Las personas de más de 60 años son las más susceptibles de sufrir este tipo de lesiones por caídas. Por ese motivo, hay que comprobar que todas las puertas de los muebles estén cerradas y que, en general, la cocina sea segura para todos.

No aplique ningún alimento en sus ojos

Abundan las afirmaciones de que algunos alimentos ayudan a curar ciertos problemas oculares o a cambiar el color de los ojos. Dichas afirmaciones son falsas. Ni la miel puede cambiar el color de los ojos, ni el té cura la conjuntivitis. Es importante recordar no aplicar ningún producto que no esté concebido específicamente para uso ocular. Si se utiliza cualquier producto cosmético para la piel que rodea los ojos, hay que tener cuidado de que no se introduzca dentro de ellos.

El mito falso del bistec para los ojos morados

En algunas películas antiguas y dibujos animados, se suele ver cómo los personajes aplican un bistec crudo sobre el ojo morado con la intención de curarlo. Sin embargo, esta práctica no es inocua. Los organismos presentes en la carne cruda pueden provocar infecciones graves. Del mismo modo, cualquier alimento congelado en bolsas puede estar contaminado por bacterias del congelador o la cocina. En caso de moretones en el ojo, utilice una bolsa de hielo o cubitos de hielo envueltos con una toalla limpia, y acuda al oftalmólogo para evaluar la lesión.

Publica tu comentario

Tu dirección de e-mail no se publicará

2 Comentarios

Maria

Me gusta los consejos que dais así sabemos cómo actuar en cada caso

    ICR

    ¡Muchas gracias, Maria!

    Un saludo,

    ICR

ICR Sede Central Ganduxer

C. Ganduxer, 117
08022 Barcelona

ICR Pau Alcover

C. Pau Alcover 67
08017 Barcelona

ICR Terrassa

C. del Nord, 77
08221 Terrassa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Passeig Bonanova, 22
08022 Barcelona

Pruebas y Tratamientos Clinica Bonanova

C. Mandri, 63
08022 Barcelona

ICR. Servicio de Oftalmología Clínica del Remei

C. de l'Escorial, 148
08024 Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.