5 consejos para elegir gafas para tus hijos

Contenido médico revisado por - Última revisión 19/02/2020
5 consejos para elegir gafas para tus hijos

Foto de Morgan Lane en Unsplash

Muchas veces, los más pequeños no son conscientes de sus problemas de visión y de cómo estos pueden estar afectando a su rendimiento escolar. Por ello, es importante que se realicen revisiones anuales que permitan detectar a tiempo estas anomalías visuales y ponerles solución. Esto es especialmente importante si el pequeño presenta dolores de cabeza, desinterés, confusión de letras, sigue la lectura con el dedo o guiña los ojos habitualmente.

Si después de una revisión, se detecta que el niño presenta algún tipo de problema de refracción se le prescribirán gafas graduadas. Esto, a veces, puede crear confusión y dudas a los padres acerca de cuáles son las mejores gafas para sus hijos, qué características deben tener, cómo debe ser la montura o qué tipo de cristal es el más adecuado. Por ello, a continuación, nuestro Departamento de Optometría detalla 5 consejos a tener en cuenta para elegir gafas para los niños.

1. Hay que elegir una montura del tamaño adecuado

La montura debe adaptarse al rostro del niño y cubrir perfectamente su campo de visión. Las gafas no pueden ser más anchas que la cara ni deben sobrepasar las cejas, por lo que no es recomendable comprar unas gafas mayores pensando en que le podrán servir más tiempo. También hay que tener en cuenta que la parte central de las lentes se debe ajustar al centro de la pupila.

gafas para niños 2 - ICR
Foto de Ovidiu Creanga en Unsplash

2. La montura debe ser de un material ligero, cómodo y seguro

La elección del material dependerá, en gran parte, de la edad del niño. Así, para los bebés o los niños menores de 5 o 6 años son más recomendables las monturas de silicona, que son más ligeras y resistentes, por lo que aguantan mejor las torsiones y las roturas. A partir de los 6 años, ya se pueden utilizar materiales como el acetato, que es resistente, además de disimular mejor el grosor de la lente. Otra opción son las gafas metálicas o de titanio, que es ligero e hipoalergénico.

3. El puente de las gafas debe apoyarse bien en la nariz

El puente de las gafas, es decir, el arco situado entre las dos lentes, debe apoyarse correctamente en la nariz. A esas edades, los niños y niñas aún no tienen el puente nasal bien definido, por lo que algunas gafas podrían resbalar y/o quedarles bajas y hacer que terminaran mirando por encima de las lentes. Así pues, es recomendable decantarse por unas gafas con puente entero, bajo o, en el caso de los bebés, con puente invertido.

gafas para niños 3 - ICR
Foto de Jay Clark en Unsplash

4. Las varillas deben tener la longitud adecuada

Para que las gafas les resulten cómodas a los niños, las varillas deben ser ajustables, flexibles, tener la longitud adecuada a su anatomía y, a poder ser, contar con terminales blandos. De esta forma se evitará que estas les presionen la sien o les dejen marcas. Asimismo, para que no se les caigan a la hora de jugar o realizar deporte, es recomendable que dispongan de una cinta o que se utilicen “stoppers”, unos complementos que abrazan la oreja del niño y ayudan a mantener las gafas en su sitio.

5. Los cristales deben ser de material orgánico

Es importante que los cristales sean de material orgánico, preferiblemente de policarbonato, ya que se trata de un material más resistente a la rotura que el resto. También es esencial que estas lleven tratamientos antirayado, que proporcionan mayor resistencia a los arañazos, y antirreflejantes, para que eliminen la mayoría de reflejos parásitos.

gafas para niños 4 - ICR
Foto de Gabriel Tovar en Unsplash

Todos los niños deberían hacerse una revisión oftalmológica en edad infantil. Cuando son pequeños, no son capaces de decir si ven bien o no, y esta revisión puede detectar defectos refractivos corregibles que podrían afectar negativamente al desarrollo visual del niño y ayudar a prevenir las dificultades escolares que puede conllevar la falta de corrección óptica. Algunos problemas, como por ejemplo el estrabismo o la ambliopía (ojo vago), pueden tratarse en bebés y niños pequeños, pero son irreversibles una vez han crecido. Por ello, si sospechas que tu hijo no ve bien o fuerza la vista al leer es importante que se realice una revisión que permita detectar o descartar problemas de visión como la miopía o la hipermetropía y corregirlos si es necesario con el uso de gafas graduadas.

Artículos relacionados

Bebés, niños y adolescentes

¿Qué es importante prevenir? Algunos problemas, como la ambliopía, pueden tratarse en bebés y niños pequeños pero son irreversibles una vez el niño crece. Por eso, ante cualquiera de los siguientes síntomas es aconsejable realizar una revisión completa por parte de un especialista en oftalmología pediátrica: Bajo rendimiento escolar Falta de atención y concentración Evita […]

Hipermetropía en la infancia

¿Qué es la hipermetropía? La hipermetropía en la infancia aparece como un defecto refractivo por el que la imagen se enfoca por detrás de la retina y hace que la visión sea borrosa. La causa puede estar en el globo ocular o, más raramente, en que la potencia óptica de la córnea y el cristalino […]

Ambliopía u ojo vago

¿Qué es el ojo vago o ambliopía? La ambliopía u ojo vago es una alteración de la visión (un ojo ve peor que el otro) producida por una asimetría en el uso de los ojos durante los ocho primeros años de vida (etapa de desarrollo visual). En definitiva, el niño ve mejor con un ojo […]

El uso de pantallas en menores de 5 años puede ser perjudicial para su desarrollo

Cada vez más niños utilizan pantallas de móvil u ordenador para jugar. Aunque en algunos casos pueden usarse con fines educativos, su abuso en edades tempranas ha sido asociado con dificultades en el desarrollo, obesidad, problemas para dormir y para el correcto desarrollo de la vista. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud […]

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Oftalmología pediátrica.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 20:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 20 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.