Ojo rojo o irritado

Ojo rojo o irritado

Hablamos de ojo rojo cuando la parte blanca del ojo se vuelve rojiza o de un color rosáceo debido a la dilatación o hinchazón de los vasos sanguíneos de la zona. Foto: J. Casanova / ICR

¿En qué consiste?

Se habla de ojo rojo cuando la parte blanca del ojo se vuelve rojiza o de un color rosáceo debido a la dilatación o hinchazón de los vasos sanguíneos de la zona. Es un síntoma que puede darse en un ojo o en los dos a la vez. A veces, el ojo rojo va acompañado de picazón, hinchazón, secreción o visión borrosa. El hecho de que el ojo se ponga rojo significa que hay una inflamación ocular. Por lo tanto, debemos tomar algunas medidas, puesto que entre las causas que pueden provocar esta inflamación hay desde las más banales hasta otras potencialmente graves que podrían producir cambios en la agudeza visual.


¿Cuándo debo ir a urgencias?

entrada de urgencias ICR

Entrada de urgencias. Foto: J. Casanova / ICR

Si llevas algunos días con los ojos rojos o el problema ha aparecido sin un motivo claro, lo mejor es que vayas a urgencias.

Para no preocuparte excesivamente y para que puedas valorar el grado de urgencia del ojo rojo, hay que tener en cuenta dos factores que se pueden asociar a este síntoma:

DOLOR OCULAR: Si existe, hay que ir a urgencias, porque es posible que necesite un tratamiento específico que solo un oftalmólogo puede administrar. Esto no significa necesariamente que  la causa sea muy grave, pero es aconsejable la valoración y el seguimiento adecuado.

PÉRDIDA DE VISIÓN: Hay que acudir a urgencias, ya que la pérdida de visión puede significar que el problema no está localizado en la superficie del ojo, sino que hay algún problema interno asociado.

Otros síntomas que requieren la visita al oftalmólogo:

  • secreciones mucosas amarillentas, marrones o verdes, puesto que podría indicar una infección que requiera tratamiento médico;
  • sensibilidad excesiva a la luz;
  • fiebre o malestar general;
  • duración del enrojecimiento superior a más de una semana;
  • exposición a personas que padezcan conjuntivitis.

¿Qué puedo hacer mientras tanto?

Si tienes los ojos rojos, pero no presentas ninguno de los anteriores síntomas más graves, puedes probar ciertas medidas paliativas.

  • Aplicación de lágrimas artificiales sin necesidad de receta.
  • Aplicación de gotas antihistamínicas sin necesidad de receta, especialmente si tiendes a sufrir de alergia estacional.
  • Aplicación de compresas frías o paños limpios sobre los ojos cerrados un par de veces al día.
  • Evitación de elementos irritantes o que desencadenen el enrojecimiento, como pueden ser el humo del tabaco, gases, polen, polvo, cloro o caspa animal.
  • No te frotes los ojos. Es el error más común que cometemos porque tenemos una sensación de alivio momentáneo, pero puedes llegar a provocarte una lesión ocular.
  • Lávate las manos con frecuencia. No te toques los ojos con las manos salvo si acabas de lavártelas, y utiliza sábanas y toallas limpias a diario.
  • Deja de utilizar las lentes de contacto hasta que mejoren los síntomas o el especialista determine la causa del ojo rojo.


Algunas causas del ojo rojo

  • CONJUNTIVIS: Es una inflamación de la conjuntiva y de sus vasos sanguíneos, lo que le concede ese aspecto rojo o rosa. La conjuntivitis genera una sensación de cuerpo extraño, pero no es dolorosa ni provoca pérdida de visión.
  • SEQUEDAD OCULAR: Se da cuando el ojo no produce suficiente lágrima o la lágrima es de mala calidad y se evapora antes de hidratar correctamente el ojo. Esta situación puede producir una inflamación de la superficie del ojo, lo que provoca ojo seco y rojo.
  • BLEFARITIS: Inflamación a lo largo del borde de los párpados que causa enrojecimiento y descamación. No acostumbra a provocar daños permanentes en la visión ni es contagiosa.
  • ALERGIA: El ojo rojo puede ser un síntoma muy claro de alergia, porque cuando las defensas del cuerpo se enfrentan a un alérgeno, liberan histamina como parte de su respuesta defensiva. Esta histamina liberada por el cuerpo hincha los vasos sanguíneos de los ojos y los enrojece.
  • RESFRIADO: Los ojos rojos también son un síntoma de un resfriado o de la gripe.
  • PANTALLAS : Trabajar delante de un ordenador o de una tableta reduce el parpadeo de los ojos y, por lo tanto, su hidratación. Cuando esto sucede, es posible que aparezca enrojecimiento ocular combinado con ardor en la zona y también cansancio.
  • QUERATITIS: Es una inflamación de la córnea, la capa frontal transparente que protege el ojo, y puede convertirse en una situación grave. Tiene su origen en infecciones o traumatismos  que no se han tratado. Su aspecto es el de un ojo rojo de forma anular alrededor de la córnea. Puede producir dolor y pérdida visual.
  • LESIÓN OCULAR o ÚLCERA CORNEAL: Como respuesta a una herida o una lesión ocular, los vasos sanguíneos del ojo se dilatan a modo de medida curativa y es cuando el ojo se ve rojo. Las causas pueden ser diversas, por ejemplo, un traumatismo, una infección, una sequedad ocular extrema y otros trastornos oculares.
  • LENTES DE CONTACTO: Pueden ser una causa de ojo rojo por un uso más prolongado del estipulado o por una mala limpieza, ya que pueden acumular microorganismos y depósitos.
  • ESCLERITIS ANTERIOR O EPIESCLERITIS: Es una inflamación de la esclerótica (la parte blanca del ojo). Se puede enrojecer una parte del ojo o bien ser de tipo generalizado.
  • UVEÍTIS: El ojo rojo también puede ser provocado por una uveítis anterior aguda. Se trata de una inflamación de la úvea, la capa media del ojo. Esta produce un enrojecimiento difuso, pero a menudo es más intenso alrededor de la córnea, de forma anular. Se manifiesta con dolor y posiblemente problemas de visión (cuerpos extraños, visión borrosa…) o pérdida visual.
  • HEMORRAGIA SUBCONJUNTIVAL: Se trata de sangre por debajo de la conjuntiva. Es un enrojecimiento mucho más intenso que el del resto de patologías descritas. No es doloroso, ni presenta pérdida visual. Puede tener diferentes grados de intensidad.
  • PTERIGIO Y PINGUÉCULA: Son unos repliegues conjuntivales en la córnea que se pueden irritar con mucha facilidad. Si bien inicialmente no acostumbra a haber peligro y el tratamiento habitual es la lubricación, el pterigio suele requerir tratamiento quirúrgico en los casos en que esté constantemente rojo o que invada la córnea y afecte a la visión.
  • ENDOFTALMITIS AGUDA: Es una infección de la parte interna del ojo. Existen dos vías para contraerla: la primera es que la infección sea externa y que pase a la parte interna del ojo después de una operación ocular. La segunda es a través de la sangre, en el caso de que organismos externos consigan penetrar en el ojo. Si te han operado recientemente, es importante que ante cualquier anomalía acudas a urgencias.
  • HERPES OCULAR: Se produce como resultado de la infección causada por el virus del herpes. Los síntomas principales de un herpes ocular son ojo rojo, hinchazón, dolor y una secreción acuosa acompañada de sensibilidad a la luz.
  • GLAUCOMA: El ojo rojo puede ser un síntoma del glaucoma agudo, es decir, de aparición brusca. Además del ojo rojo, el glaucoma produce también dolor ocular, pérdida de visión, náuseas o visión de halos alrededor de las luces.
  • FUMAR: El consumo de tabaco es un irritante ocular que provoca ojo rojo y aumenta las posibilidades de padecer degeneración macular, cataratas o uveítis. Consumir marihuana también produce el efecto de ojo rojo ya que su principal elemento, el THC, dilata los vasos sanguíneos.
  • CONDICIONES AMBIENTALES: Un ambiente muy seco en el lugar de trabajo, una exposición larga al sol o al polvo pueden generar enrojecimiento ocular.
  • DORMIR POCO: Descansar menos horas de las que necesita el cuerpo también afecta a los ojos y provoca el síntoma del ojo rojo.
  • NADAR: Los desinfectantes que se usan en las piscinas también pueden provocar enrojecimiento. Si es una situación habitual para ti, la recomendación es que uses gafas protectoras para reducir el riesgo.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo se tarda en curar los ojos rojos?

El tiempo dependerá lógicamente de la patología que lo haya causado y del tipo de tratamiento que se administre

¿Qué debo hacer si me duele el ojo y está rojo?

En las situaciones en las que se asocian estos dos síntomas es recomendable acudir a urgencias para ser valorado por un profesional médico.

¿Qué debo hacer si tengo una mancha roja en el ojo, como un derrame?

Siempre que haya un síntoma no habitual, en este caso un derrame, aunque a priori no suele revestir gravedad, es recomendable ser valorado por un especialista para descartar cualquier patología que pueda revestir gravedad.

¿Cuáles son las gotas para el ojo rojo?

Hay innumerables colirios para el ojo rojo. Sería recomendable usar de manera general colirios lubricantes de lágrimas artificiales sin conservantes, no abusar de los colirios promocionados como descongestivos porque pueden generar un efecto rebote, es decir, si se ponen muchas veces al día provocar más ojo rojo. Y no se recomienda usar colirios con esteroides sin haber sido valorado por un profesional porque el uso de corticoides debe ser indicado en ciertas patologías y evitado en otras.

¿El ojo rojo puede ser debido al estrés?

El estrés de manera directa no debería provocar ojo rojo, pero si por estar estresados se tienen conductas que favorezcan el ojo rojo (dormir poco, muchas horas de pantalla, fumar, etc.) esto puede provocar ojo rojo o prolongarlo en el tiempo.


Más información

Ojo rojo. Redacción Médica.

Remedios caseros rápidos para el ojo rojo. American Academy of Ophthalmology.

Fotos y videos del ojo rojo. ¿Cómo se ve la conjuntivitis? American Academy of Ophthalmology.

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Urgencias.

Visítanos

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información