Trasplante de córnea o queratoplastia

Contenido médico revisado por - Última revisión 28/04/2022
Trasplante de córnea o queratoplastia

Dr. Jordi Gatell. Responsable del Departamento de Córnea del ICR.

¿Qué es?

El trasplante de córnea o queratoplastia consiste en la sustitución de un tejido corneal dañado u opacificado por el de un donante. Su objetivo es recuperar la transparencia y regularidad de la córnea, necesarias para una buena visión.

Se recomienda el trasplante cuando el daño corneal es irreparable e impide que la la luz entre correctamente en el ojo, por lo que el paciente ve borroso, con resplandores o con formas indefinidas como si viera a través de un cristal empañado.

Actualmente, la queratoplastia está muy evolucionada y podemos sustituir sólo la parte de la córnea que está dañada, opacificada o con cicatrices, por lo que tenemos distintas modalidades de trasplante:

  • queratoplastia anterior: se trasplantan las capas anteriores
  • queratoplastia endotelial: se trasplanta sólo la capa interna
  • queratoplastia penetrante: se trasplanta todo el grosor de la córnea.

En qué casos se realiza

Hoy en día, la mayoría de las ocasiones, el daño corneal viene dado por:

  • distrofia de Fuchs (alteración de las células endoteliales de la capa interna de la córnea)
  • traumatismos: Ya sea laborales o casuales o postquirúrgicos

No obstante, el trasplante puede ser producido también por diferentes patologías oculares, como son:

  • úlcera corneal, lesiones o infecciones oculares que producen opacidades o cicatrices en la córnea
  • Distrofias de las capas anteriores
  • Queratocono: En este caso se ha reducido mucho su incidencia por la aparición de tratamientos que paran su evolución en estadios tempranos que hacen que la cornea no empeore tanto como para requerir un trasplante
  • Abrasión corneal
  • Erosión corneal
  • Complicación de cirugía ocular previa
  • Fotoqueratitis

Tipos y procedimientos

En general, la cirugía se realiza con anestesia local y sin ingreso. Se retira la parte central entre 7 y 9mm de diámetro de la córnea opacificada y se reemplaza con la córnea de donante, si es penetrante se sutura con puntos la parte de córnea sana y transparente de un donante, que es de la misma medida que la extraída, y si es lamelar posterior se adhiere solo con un gas especial y un posicionamiento determinado durante 24 horas, sin necesidad de suturas.

Actualmente, el láser de femtosegundo es una de las tecnologías que se puede utilizar en los trasplantes de córnea, tanto parcial como total. De todas formas no se utiliza de rutina ya que las técnicas actuales ya son muy segura y precisas.

Existen diferentes tipos de trasplante según la parte de la córnea que se deba reemplazar. En algunos casos se extrae la parte externa, intermedia o interna. En otras ocasiones se debe sustituir toda la córnea:

  • Trasplante de córnea de espesor parcial o queratoplastia lamelar anterior profunda (QLAP). Esta cirugía se realiza cuando la capa dañada es la delantera y la intermedia. Para ello, se extraen solamente estas capas y se sustituyen por el tejido sano. La QLAP se usa normalmente para tratar el queratocono o abultamiento de la córnea, o cicatrices corneales que preservan las capas profundas.
  • Queratoplastia endotelial (EK). Este procedimiento es usado cuando la capa dañada es la capa interna de la córnea, también conocida como endotelio. El trasplante está incluido dentro de los trasplantes parciales, ya que sólo se reemplazan las llamadas células endoteliales y membrana de Descemet de esta capa del tejido. Existen diferentes tipos de queratoplastia endotelial EK:
    • Queratoplastia endotelial (DMEK): Se sustituye las células endoteliales con la membrana de Descemet.
    • Queratoplastia endotelial (DSAEK): Se sustituye las células endoteliales con la membrana de Descemet y una fina lamina de estroma corneal.
    • Descematorhexis (DWEK): Se realiza extracción de las células endoteliales con la membran de Descemet sin implantación de tejido corneal.
  • Trasplante de córnea de espesor total o penetrante(QP). Este tipo de intervención, también conocida como queratoplastia penetrante o de reemplazo completo, se realiza cuando la capa delantera y la capa interior de la córnea están dañadas. Mediante este procedimiento, se extrae la córnea enferma o dañada. La QP tiene un período de recuperación más largo que otros tipos de trasplantes y recuperar completamente la visión puede requerir más de un año.
  • Trasplante de córnea artificial o queratoprótesis. Se realiza en casos en que el paciente no es candidato para un trasplante de córnea por parte de un donante y en su lugar se utiliza una córnea artificial. Son muy pocos los casos en los que esta indicada, ya que no esta exenta de complicaciones, incluso mas que la realización de un trasplante con tejido corneal de donante.
  • Transplante con células madre. Se realiza solamente cuando el daño del tejido se produce en el limbo esclero-corneal, la zona que rodea la córnea y que la separa de la conjuntiva. Cuando la insuficiencia en este tejido es total, entonces se debe hacer un trasplante de células madre.

Durante el trasplante de córnea se puede realizar a la vez una cirugía de cataratas, un recambio de lente intraocular, una vitrectomía, o una reconstrucción ocular del ojo después de un traumatismo perforante que haya desestructurado el ojo.


El equipo de córnea de ICR realiza una exploración completa para evaluar el estado de la córnea que incluye desde la exploración corneal hasta el fondo del ojo para así poder determinar un pronóstico visual según el estado del resto del ojo.


Pruebas previas

Antes de realizar un trasplante de córnea, el equipo de oftalmología sigue unos protocolos determinados para obtener los mejores resultados:

  • Revisión oftalmológica completa: el especialista debe hacer una exploración del ojo para examinar cuál puede ser la causa del daño corneal.
  • Medición del ojo: mediante pruebas como la tonometría, la topografía corneal o la biomicroscopía, el oftalmólogo determinará donde está el daño de la córnea para valorar el tipo de trasplante a realizar.
  • Solicitar al banco de ojos el tejido adecuado a cada paciente: No se requiere un estudio de compatibilidad con el donante. Solo se intenta poner una córnea de edad similar o menor a la del receptor.
  • Tratamiento ocular previo a la cirugía: se deben descartar posibles infecciones e inflamaciones no relacionados con el daño corneal y tratarlos antes de la cirugía.
  • Revisión de los medicamentos que se están tomando: es posible que se deban dejar de tomar algunos medicamentos antes de la intervención.

Donaciones

Es muy importante pues, y queremos insistir desde nuestro Departamento de Córnea, que haya donantes de ojos para poder realizar este tipo de cirugías a los pacientes que lo requieran, de forma que puedan recuperar su visión. Queremos animar a todo el mundo, ya que cualquier persona puede ser donante. No importa la edad, ni si tiene dioptrías, e incluso un ojo ciego puede ser donante si tiene la córnea normal. Actualmente, se realizan en Catalunya unas 1.000 queratoplastias al año, por lo que la necesidad de donaciones es elevada.


Recuperación y resultados

La mejora de la visión después de un trasplante de córnea puede notarse al cabo de semanas o meses, según el tipo de trasplante. En la queratoplastia penetrante o lamelar anterior no es hasta el momento de retirar las suturas que se puede evaluar el resultado final. En las queratoplastias endoteliales la recuperación ya es evidente al mes de la intervención.

Al inicio puede incluso que se vea peor que antes, dado que el ojo se está adaptando a la nueva córnea.

A parte de los riesgos inherentes a cualquier cirugía como los edemas, las infecciones y las inflamaciones, en el caso de un trasplante de córnea tenemos el peligro de que el cuerpo rechace el tejido del donante. Por ello, es importante un control estricto por parte de nuestro departamento y una muy buena colaboración del paciente para detectar cualquier problema de la forma más precoz posible. Este riesgo es muy bajo en el trasplante de córnea, ya que es un tejido avascular y el hecho de no circular sangre en él minimiza el riesgo de rechazo.

A parte del rechazo un riesgo, más elevado en las queratoplastias endoteliales, es el desgaste del tejido implantado sin aparecer ningún rechazo.

Los posibles tratamientos que el especialista en trasplante de córnea puede prescribir son los siguientes:

  • Medicamentos: En este caso el tratamiento postoperatorio consiste en recetar antibióticos y antiinflamatorios. También se deben administrar gotas, que inhiben el sistema inmunitario y ayudan a evitar el rechazo del órgano. En caso de la DWEK se administran unas gotas que favorecen el crecimiento de las células endoteliales
  • Protección ocular: Durante la recuperación, se recomienda que se usen gafas como método de protección.
  • Posicionamiento: En el caso de las queratoplastias endoteliales se recomienda estar en posición boca arriba durante 24 horas para que, con la ayuda de un gas que se deja dentro del ojo, se mantenga el tejido del donante en su lugar para su correcta adhesión.
  • Hacer revisiones oculares con frecuencia: Una vez realizada la cirugía es recomendable programar visitas oftalmológicas para controlar el progreso, modular el tratamiento y detectar complicaciones.

Una vez que se haya curado la capa externa de la córnea, el equipo de oftalmología valorará si es necesario corregir el ojo mediante diferentes técnicas.

  • Corrección de la falta de uniformidad de la córnea (astigmatismo). Los puntos donde se sostiene la nueva córnea pueden producir visión borrosa causada por abombamientos o hendiduras en el tejido. Para solucionarlo, el médico puede soltar y ajustar esos puntos.
  • Corrección visual. Los errores de refracción, como la miopía y la hipermetropía y el astigmatismo, pueden corregirse con gafas, lentes de contacto o, en algunos casos, cirugía ocular con láser.

La mejora de la visión después de un trasplante de córnea puede notarse al cabo de semanas o meses.


Preguntas frecuentes

¿De dónde proceden las córneas?

Las córneas, en general, suelen ser donadas por personas que han fallecido y que en vida manifestaron la voluntad de ser donantes.

¿Cuánto cuesta una cirugía de trasplante de córnea?

No se puede hablar de un precio exacto dado que el coste de la cirugía dependerá del tejido a sustituir, la técnica y las pruebas a realizar. Por ese motivo se debe hacer una primera visita con el oftalmólogo antes de dar un presupuesto.

¿Es doloroso?

Las cirugías de trasplante de córnea se realizan de manera ambulatoria y se usa anestesia local y sedación. Se trata de una operación rápida que suele durar unos 40 minutos.

¿Qué complicaciones puede tener?

Aunque se trata de un procedimiento bastante seguro, puede que exista un riesgo de complicaciones, como la infección ocular, el edema, la aparición de glaucoma o astigmatismo y el riesgo de cataratas. También puede haber complicaciones relacionadas con las suturas y un posible rechazo o desgaste del tejido del donante.

¿Es frecuente el rechazo del órgano trasplantado? ¿Cómo se detecta?

El rechazo se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo intenta deshacerse del tejido del donante. Cuando existe un rechazo el paciente nota una pérdida de visión, dolor ocular, los ojos rojos y sensibilidad a la luz. La frecuencia de rechazo en trasplantes totales es de 3 de 10 personas. De éstos el 70% son reversibles si se tratan de forma precoz y correcta. Respecto a trasplantes parciales, el riesgo es menor.

¿Puede caducar la córnea trasplantada? ¿Cuándo?

En situaciones óptimas la córnea trasplantada puede durar toda la vida. Sin embargo, hay muchos factores externos a la operación que pueden provocar un acortamiento de la vida del tejido, como pueden ser el tipo de patología o los factores de riesgo asociados.

¿Puede ser efectivo un trasplante varios años después de la lesión?

Sí. En casos de infecciones se puede esperar un período largo para asegurar que ya no queda infección y que la cicatriz ya se ha estabilizado. Es cierto en caso de distrofias con empeoramiento progresivo que el trasplante se realice de manera relativamente precoz para tratar la patología de manera óptima y optar a la máxima recuperación, evitando secuelas no tratables. No obstante, en algunos casos también se puede tratar un daño antiguo. Para ello, el especialista debe realizar una serie de pruebas previas.


Más información

Artículos relacionados

20 acciones perjudiciales para tus ojos

¿Te has preguntado nunca qué actividades cotidianas pueden perjudicar tu visión? La Academia Americana de Oftalmología (AAO) ha seleccionado las 20 acciones más nocivas para nuestra salud ocular.

Consejos de higiene para tus lentes de contacto

Las lentes de contacto nos liberan de las gafas y nos aportan comodidad. Sin embargo, es muy importante usarlas y lavarlas correctamente para evitar infecciones oculares que pueden llegar a ser de gravedad. Pero, ¿sabes cuidar de tus lentes de contacto? El uso incorrecto de las lentes de contacto puede afectar a nuestra visión Es […]

Dr. Arturo Ruiz: “La telemedicina ha venido a ICR para quedarse.”

El Dr. Arturo Ruiz, miembro del Departamento de Catarata y del Departamento de Córnea de ICR, ha presentado su trabajo final de máster Executive MBA, titulado “Influencia de la pandemia COVID en el 2020 en la transformación digital de una clínica oftalmológica: Estudio de un caso”. En él, ha analizado la evolución de la salud digital en ICR a lo largo de este último año y ha planteado nuevas posibilidades que el servicio puede ofrecer.

El Dr. Duch y el Dr. Ruiz participan en el 15 Festival de Videoftalmología

El pasado 4 de mayo el Dr. Francesc Duch, del Departamento de Cirugía Refractiva del ICR, y el Dr. Arturo Ruiz, del Departamento de Córnea y Catarata del ICR, participaron en el 15 Festival Nacional de Videoftalmología que se celebró en Lleida. En el festival, que reúne a oftalmólogos expertos de todo el país, se […]

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros oftalmólogos especialistas en Córnea.

Visítanos

ICR Sede Central Ganduxer

C/ Ganduxer, 117
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Pau Alcover

C/ Pau Alcover, 67
08017 Barcelona Ver mapa

ICR Cerignola

C/ Cerignola, 14
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Terrassa

C/ del Nord, 77
08221 Terrassa Ver mapa

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

C/ de l'Escorial, 148
08024 Barcelona Ver mapa

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Pg. de la Bonanova, 22
08022 Barcelona Ver mapa

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

C/ Mandri, 63
08022 Barcelona Ver mapa

ICR Sede Central Ganduxer

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8 a 21 horas
Sábados de 9 a 14 horas

Cómo llegar Más información

ICR Pau Alcover

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.
Sábados de 8:00 h a 14:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Cerignola

Teléfono 93 378 23 19
Teléfono de Urgencias 93 418 72 27

Horario
De lunes a viernes de 8:00 h a 21:00 h.

Cómo llegar Más información

ICR Terrassa

Teléfono 93 736 34 40

Horario
De lunes a viernes de 8:30 h a 14 h y de 15 h a 20 h.*

Cómo llegar Más información

Servicio de Oftalmología ICR en la Clínica Ntra. Sra. del Remei

Teléfono 902 10 10 50

Horario
Todas las tardes de 15 h a 20 h y viernes mañana de 10 h a 14 h.

Cómo llegar Más información

Centro Quirúrgico Clínica Bonanova

Teléfono 934 34 09 25

Horario
De lunes a viernes de 7:30 h a 20:30 h.

Cómo llegar Más información

Pruebas y Tratamientos Clínica Bonanova

Teléfono 93 434 27 70

Cómo llegar Más información