Què és la retinografia

La retinografía consiste en una fotografía digital y en color de la retina y del fondo del ojo. Mediante esta técnica se pueden identificar los vasos sanguíneos, registrar la apariencia del nervio óptico de la retina y detectar posibles cambios o hallazgos.

La retinografía es una prueba sencilla e indolora y se puede realizar a cualquier persona sea cual sea su edad. Se recomienda especialmente en personas mayores de 45 años, personas con diabetes o hipertensión, que tengan miopía o con antecedentes familiares de enfermedades oculares.

Para qué se usa

Esta prueba se utiliza para detectar patologías de la retina y para el seguimiento del glaucoma. Algunas de las enfermedades más frecuentes que suelen requerir una retinografía son:

Antes de la prueba

La prueba no necesita de ninguna preparación previa. Generalmente, para la correcta realización de la prueba, se precisa de dilatación pupilar, por lo que 15 minutos antes de realizar la prueba se suministrarán las gotas en nuestro propio centro.

El paciente tendrá que realizar la prueba sin lentes de contacto. Si lo desea, puede acudir con las lentes de contacto puestas y retirarlas antes de realizar la prueba. En este caso, será imprescindible traer un recipiente para guardarlas.

Después de la prueba

Debido a la dilatación de las pupilas que producen las gotas, el paciente experimentará visión borrosa y una mayor sensibilidad frente a la luz intensa durante unas horas. Por ello, es recomendable traer unas gafas de sol y evitar conducir después de la prueba.

Cómo se realiza

La retinografía tiene una duración de entre 5 y 10 minutos. Para realizarla se necesita un microscopio conectado a una cámara que provee una visión aumentada del ojo. Una vez las gotas oftálmicas hayan hecho efecto y las pupilas del paciente ya estén dilatadas, el equipo de optometría tomará diferentes fotografías de la retina.

El departamento encargado de realizar la prueba es el Departamento de Optometría, que es quién realiza todas las pruebas oftalmológicas necesarias para el diagnóstico y el seguimiento de las diferentes patologías oculares y de todo el sistema visual. El departamento cuenta con los equipos diagnósticos más avanzados y con la tecnología más moderna, y su plantilla de 50 optometristas dispone de formación específica para la realización de estas pruebas.

Una vez recogidos los datos, el equipo médico será el encargado de interpretar los resultados y transmitirlos durante la próxima visita.

Imagen del nervio óptico realizada mediante la prueba de retinografía.

Preguntas frecuentes

¿Puede causar algún tipo de molestia?

La prueba no causa ningún tipo de molestia, ya que al ser una técnica no invasiva no entra en contacto con el ojo. Sin embargo, puede notarse un escozor leve en el momento de suministrar el colirio.

¿Hay que acudir acompañado/a?

Sí, es recomendable acudir en compañía de otra persona, dado que tras la realización de la prueba se experimentará visión borrosa debido al efecto temporal de las gotas de dilatación pupilar.

¿Hay que acudir en ayunas?

No es necesario acudir en ayunas para la realización de la prueba.

¿Cuánto se tarda en obtener los resultados de la prueba?

Los datos se obtienen en el mismo momento de la realización de la prueba. Si se precisa un informe firmado por un oftalmólogo, la prueba informada se remitirá al cabo de unos días.

¿Puede el personal de optometría interpretar el resultado de la prueba en el momento de su realización?

El Departamento de Optometría es el encargado de realizar la prueba y tiene los conocimientos necesarios para confirmar su correcta ejecución. Quien debe interpretar e informar de los resultados obtenidos es el equipo médico, quien lo hará teniendo en cuenta el contexto clínico después de realizar una anamnesis y exploración completas del paciente.

¿Cuáles son los valores normales que se obtienen en una retinografía?

Una retinografía es una fotografía, no tiene valores de normalidad. Se trata de una imagen que refleja el estado de la retina y la imagen responde al estado de salud ocular del paciente.

¿Se puede conducir después de la prueba? ¿Y ducharse?

Es recomendable no conducir después de la prueba, pues el efecto de las gotas puede producir visión borrosa durante algunas horas. Después de la prueba se puede duchar sin problema.

¿Cuál es la diferencia entre la retinografía y la retinografía de campo amplio?

La retinografía de campo amplio es una modalidad de retinografía en la que se capta una imagen panorámica del 80 % de la retina y se puede realizar sin dilatación pupilar. En la retinografía convencional se captan imágenes de menor extensión y para obtener imágenes periféricas, se necesitan distintas capturas y una dilatación pupilar previa a la prueba.

¿Cuál es la diferencia entre la retinografía y la OCT?

La retinografía y la OCT son pruebas complementarias que se usan para analizar la retina del ojo. La diferencia entre ambas se encuentra en que con la primera se obtiene una fotografía para evaluar el aspecto de la retina, mientras que la segunda es una exploración virtual mediante escáner de las estructuras que componen la retina.

Contenido médico revisado por - Última revisión 07/08/2023

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos o pide hora para una consulta con uno de nuestros especialistas.